Liberaron las tierras usurpadas en la Isla Jordán y en Costa Norte a través del diálogo

Los vecinos se fueron por decisión propia. La Fiscalía afirmó que la mediación dio resultados.

La Fiscalía cipoleña resolvió dos tomas en un día, algo que parecía poco probable hasta para los propios funcionarios del Ministerio Público. Las familias del asentamiento de la Isla Jordán, a las que se les habían vencido los plazos para irse en forma voluntaria, y las que hace menos de una semana tomaron tierras en Costa Norte abandonaron los predios con la promesa de buscar soluciones de fondo a la falta de viviendas junto al Municipio.

El fiscal jefe, Gustavo Herrera, destacó que a través del diálogo se logró exitosamente evitar un desalojo forzoso y solucionar el conflicto social que se prolongó durante meses. Cabe señalar que el Municipio de la ciudad brindará asistencia social a las personas que permanecían en el lugar y se encontraban en un importante estado de vulnerabilidad social.

Te puede interesar...

En el caso también intervino el defensor oficial, Juan Pablo Piombo, quien tuvo un rol preponderante para permitir un acuerdo entre las partes.

“Es importante destacar la voluntad de todos los involucrados para arribar a un resultado de mediación y conciliación exitoso”, expresó Herrera. En este punto destacó el accionar preventivo por parte de la Comisaría Cuarta y otras unidades policiales que evitó una consolidación del asentamiento en la Isla Jordán.

A media tarde, en tanto, las familias que habían tomado tierras en Costa Norte también abandonaron la usurpación. “Estamos conformes con los resultados de la conciliación y por haber logrado evitar un desalojo con el uso de la fuerza”, destacó el fiscal del caso, Matias Stiep.

“Se prevé que las familias que se encuentran en situación de vulnerabilidad sean asistidas en la medida de lo posible y en contrapartida, el predio fue desocupado de forma voluntaria y pacífica”, manifestaron desde la Justicia, en relación al rol que asumirá el Municipio.

Siete meses de toma

El caso más complejo era el de la Isla, ya que la toma se produjo en marzo y las negociaciones habían fracasado. A las familias, de hecho, les habían puesto dos plazos para que se vayan, bajo amenaza de un desalojo por la fuerza. “El proceso judicial tuvo su origen en marzo, cuando varias decenas de personas ocuparon un lote perteneciente al Municipio. Desde un primer momento el Ministerio Público Fiscal buscó un acercamiento entre las partes para arribar a una desocupación voluntaria”, detalló la Fiscalía.

A fines de agosto y tras infructuosos intentos de conciliación, la Fiscalía le había formulado cargos por usurpación y pidió el desalojo forzoso, que finalmente no fue necesario.

Ayer por la tarde, las autoridades municipales con apoyo de la policía tomaron posesión del lugar, finalizando de esta manera con el proceso penal.

En alerta por posible usurpación

La Policía y la Fiscalía están investigando distintos trascendidos que denotan posibles nuevos intentos de ocupaciones masivas en la ciudad. El Ministerio Público Fiscal y las autoridades de la Unidad Regional Quinta de la Policía dispusieron un operativo preventivo para evitar cualquier intento de usurpación.

“El objetivo es evitar que grupos organizados de personas intenten generar nuevos asentamientos en la localidad”, manifestaron desde el Poder Judicial al confirmar el operativo preventivo.

35 familias tomaron un predio en Costa Norte

La usurpación se produjo el fin de semana en una porción de una chacra en producción. Los dueños de las tierras anticiparon que no estaban dispuestos a negociar la venta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario