Chacareros viven un calvario y exigen el desalojo de la usurpación en Costa Norte

Aseguran que los ocupantes se llevaron las espalderas de los frutales para dividir sus lotes tomados. Hay temor de los vecinos en la zona.

Chacareros y trabajadores rurales de Costa Norte están viviendo un verdadero calvario por culpa de la toma que se gestó el sábado. Piden que la Justicia y el Municipio intervengan ya para desarticular la ocupación. Los damnificados denunciaron todos los padecimientos en la fiscalía cipoleña y piden a gritos que hagan algo porque los daños y perjuicios ocasionados ponen en peligro la producción de un año.

A uno de ellos, los ocupantes que resisten en el predio tomado le utilizan su chacra de baño. También se han apropiado de las acequias, donde arrojan los pañales y la basura que se va acumulando. Y como si eso no fuera ya un problemón para el productor, también han ingresado a su propiedad para sacar las espalderas de varios árboles frutales.

Te puede interesar...

“Las sacaron para dividir sus lotes”, dijeron altas fuentes policiales consultadas por LM Cipolletti, con el agravante de que esas espalderas sostienen al árbol a medida que gana peso y espesor, de modo que ahora corren riesgo de resquebrajarse. “Tampoco puede regar las plantas porque le cortaron el agua”, agregaron.

Se sabe que también voltearon algunos árboles de una isla que está en las cercanías y que meten los palos a la toma de la mano de menores. Como la orden judicial solo prohíbe el ingreso de materiales de construcción que consoliden la ocupación, los que están ahí pueden ingresar palos sin problemas. Posiblemente también los utilicen para hacer leña y combatir así las noches frías, aunque las temperaturas de los últimos días han sido muy agradables.

“¿Qué pasaría si hiciéramos una toma en la plaza San Martín, en los barrios cerrados de esta ciudad, o donde vive el gobernador, el intendente o el juez? Yo creo que ya los hubiesen sacado. ¿Por qué dan tanta vuelta, no se dan cuenta de los daños y los perjuicios que están ocasionado a los productores? Ahí se juega el trabajo de tres y cuatro generaciones volcadas a la producción. ¿Me van a decir que no hay tierras para darles en otro lado?”, cuestionó el titular del Consorcio de Regantes de Cipolletti, Eduardo Artero, muy indignado y movilizado por el calvario que están viviendo los chacareros lindantes a la toma.

Él participó de una reunión convocada por el fiscal jefe Gustavo Herrera, donde hizo causa común con otros dos chacareros linderos a la toma. “Esto es daño y perjuicio. El señor fiscal no precisa mi opinión, es sentido común. Al correr de un año, estos productores pierden todo, y alguien de la Justicia se tiene que hacer cargo. (A los ocupantes) ya los tendrían que haber sacado”, lanzó Artero.

A esto se agrega el padecimiento que sufre el damnificado directo y dueño de las hectáreas en producción que fueron ocupadas.

La Policía conoce a muchos de ellos porque tienen antecedentes y es gente conflictiva en el barrio Costa Norte. Sin ir más lejos, la vocera de la toma, Yésica Mera, es una mujer que ya ha sido denunciada penalmente, igual que su marido, y algunos vecinos del barrio se expresaron muy atemorizados, tanto por la presencia de Mera como de otras personas que participan de la toma y a quienes se vincula a la banda de los Chavitos.

“Nadie se anima a decir nada porque les tienen miedo, y nos sentimos desamparados. No sé qué espera la Justicia para sacarlos y brindar seguridad a la gente trabajadora”, dijeron.

Sin definición en la Isla Jordán

La fiscalía cipoleña está empantanada por el conflicto de tierras de la Isla Jordán. Sin posibilidad de negociación por las tierras, se venció una vez más el plazo otorgado a las familias para que se vayan por voluntad propia y no hubo definición sobre la situación. Ayer estaba programada una nueva audiencia para convencer a las familias de liberar el predio y buscar una salida a su necesidad de tierras a través del Municipio, pero no hubo ningún acuerdo. A pesar de las amenazas de un desalojo inminente, la Justicia resolvió pasar a cuarto intermedio por un tiempo no especificado. Buscan ganar tiempo para que los vecinos decidan irse sin llevar a cabo el desalojo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario