El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
49% Hum
LMCipolletti Reclamo

La mudanza del basural deja a cientos sin trabajo

Las familias que viven de los desechos reclamarán en el municipio.

La jornada comienza antes de la salida del sol y se extiende durante todo el día en el basural. Con el sol azotando las espaldas y la humareda constante acechando los pulmones y los ojos, los obreros siguen el rastro del bronce, el plástico, el cartón o algún pedazo de chatarra que les pueda significar una venta por mínima que sea.

Son más de 300 las personas que circulan por el extenso terreno y tal como lo reconocen los mismos trabajadores, detrás de cada uno de ellos hay una familia numerosa que mantener. El acuerdo por el traslado de residuos desde Cipolletti a Neuquén causó malestar y preocupación entre los trabajadores, recicladores informales de los desechos cipoleños.

Te puede interesar...

El panorama es desalentador: por un lado, se cae la posibilidad de cooperativizar el trabajo y, por otro, la pérdida de la fuente laboral es inminente. Por eso, la semana que viene los obreros buscarán reunirse con el intendente para evaluar opciones que tiendan a resolver la situación

“Es un laburo como cualquier otro”, declaró Roberto mientras buscaba con la mirada alguna pieza de aluminio que pudiera sumar a la recolección del día. Conoce cada variación del terreno porque hace cinco años va a trabajar desde las 6 de las mañana hasta pasado el medio día. Tiene un chatarrero que confía en su selección y le compra el acopio que hace cada semana. Al terminar la jornada vuelve a su casa, donde lo esperan sus tres hijos.

“Cuando nosotros decimos que el basural nos da de comer- suspira Omar- queremos decir que vendemos lo que encontramos y mantenemos a nuestra familia”. Hace tres años y medio que busca bronce y a veces, cartón o plástico. Le gusta ese trabajo, “es digno”, sostiene, y menciona que en su casa los niños son cuatro y que no está de acuerdo con los subsidios sin contraprestación. Le gusta el trabajo “de verdad”.

“Es un laburo como cualquier otro. Trabajo desde las 6 de la mañana, busco aluminio y se lo vendo a un chatarrero todas las semanas”. Roberto Trabaja hace cinco años en el basural para mantener a sus tres hijos

Conflicto

Mientras Tortoriello analizó la chance de sumarse al plan de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos que impulsa la Secretaría de Ambiente de la provincia, estuvo latente la posibilidad de que Cipolletti fuera la sede del centro de clasificación y disposición final de la basura regional, con lo que las familias hubiesen mantenido sus fuentes laborales y en mejores condiciones de trabajo. En algún momento se planteó que se convertirían en recicladores formales y operarían la planta regional que procesaría la basura de Cipolletti, Fernández Oro, Cinco Saltos, Campo Grande y Allen.

Sin embargo, la decisión de ir a Neuquén, anunciada esta semana, les cortó la posibilidad y ahora las familias sufren la incertidumbre de no saber qué les ocurrirá en los próximos meses, cuando las 100 toneladas de residuos sólidos diarias que produce la ciudad sean enviadas a la meseta neuquina en lugar de ser arrojadas en el basural de El 30.

“Cuando nosotros decimos que el basural nos da de comer, queremos decir que vendemos lo que encontramos y mantenemos a nuestra familia”. Omar Uno de los “recicladores” cipoleños

Reclamo a la Muni

Es Omar el que señala que las relaciones con el Municipio son casi inexistentes. Afirma que en la época de campaña electoral, el entonces candidato Aníbal Tortoriello mandó emisarios para conocer la realidad de quienes viven de lo que recolectan en el basural. Después de ser electo, también visitó el lugar y consideró que trabajar allí era hacerlo “en el mismo infierno”.

“Nos iba a dar una propuesta para seguir trabajando”, recordó Omar, pero agregó ahora les “dio vuelta la cara”.

Los trabajadores mantienen una fuerte sospecha respecto de los motivos de fondo de este acuerdo. Para ellos, “hay un negocio” y está en la concesión del traslado de los residuos. Conocen de memoria los camiones municipales y saben que no están en condiciones de hacer ese tipo de traslado. Un negociado que los excluye de inicio a fin.

La semana que viene insistirán en una audiencia que vienen pidiendo desde que comenzó a surgir la idea de la cooperativa de recicladores. El objetivo es saber si en alguna página de la iniciativa de trasladar y sanear el terreno del basural hay alguna línea que hable de ellos o no.

Neuquén será el destino de los residuos

Tras casi un año de reuniones de idas y vueltas, el Municipio de Cipolletti decidió sumarse al centro de reciclaje de basura que funciona en Neuquén en lugar de liderar un consorcio rionegrino.

Esta semana, el intendente Aníbal Tortoriello estampó la firma en el acta de constitución del consorcio interprovincial junto a los jefes comunales de Neuquén, Plottier, Centenario y Campo Grande.

Los tiempos ya empezaron a correr. El consorcio comenzará a funcionar, de hecho, en lo inmediato, mientras esperan definiciones organizativas y la constitución legal del proyecto.

La iniciativa cuenta con el apoyo de Nación y es necesario que el Ministerio del interior y los gobernadores Alberto Weretinelk, de Rio Negro; y Omar Gutierrez, de Neuquén respalden el acuerdo.

De acuerdo con lo que aseguraron los intendentes, El Complejo Ambiental vendrá a resolver el tratamiento de las 600 toneladas de residuos de la Región Metropolitana de la Confluencia de Río Negro y Neuquén.

El proyecto contempla que se puedan sumar muchas más ciudades, incluso hasta Villa Regina, por lo que se buscará financiamiento para crear plantas de transferencia intermedias. Una se instalará en Cipolletti y la otra podría funcionar en Roca, que no suscribió el acuerdo.

El proceso es complejo y depende, en gran parte, de los vecinos, quienes deberán hacer una separación primaria de residuos húmedos o secos, que los camiones derivarán al centro de disposición final o al sistema de reciclado.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario