El clima en Cipolletti

icon
30° Temp
16% Hum
LMCipolletti vacuna

La experiencia de ser voluntario en la vacuna contra el Covid

Uno de los voluntarios contó que recibió la segunda dosis en la fase clínica de la vacuna Pfizer-BioNTech. "Confío en que va a funcionar", aseguró.

Los ensayos de la vacuna contra el coronavirus que desarrollan Pfizer y BioNTech avanzan a pasos agigantados en Argentina y los voluntarios ya recibieron la segunda dosis que tiende a reforzar los anticuerpos. Uno de los pacientes contó cómo es la experiencia de formar parte de una investigación clínica que puede cambiar el mundo.

Mariano Rey tiene 27 años, es de Caballito y trabaja en el Senado de la Nación. En julio pasado conoció que se abría la convocatoria de búsqueda de voluntarios para la investigación clínica de la vacuna BNT162b2 desarrollada por Pfizer y BioNTech y no dudó en llenar el formulario online. Nunca pensó que iba a ser uno de los convocados, pero un llamado telefónico le anunció que había quedado seleccionado primero como suplente y luego como titular.

Te puede interesar...

“Vivimos pensando que las cosas las tienen que hacer otros, y en alguno momento nosotros tenemos que ser ese otro. Por eso me anoté, pero no tenía esperanzas de ser convocado. A las dos semanas me llamaron y me anunciaron que había quedado seleccionado, y me explicaron todo el proceso”, comentó en diálogo con LM Cipolletti.

Se inscribieron 20 mil voluntarios, y 4500 quedaron seleccionados.

Pese a que el consentimiento que debía firmar estipulada posibles consecuencias para su salud, Mariano confió que los beneficios iban a ser superiores a las consecuencias, y accedió de inmediato.

“No había mayores requisitos, sólo no haber cursado la enfermedad. Las posibles consecuencias para la salud tampoco se conocen en detalle porque es un estudio nuevo, y justamente es lo que se está investigando. Pero tengo confianza que no nos están dando veneno. Incluso algunos van a recibir un placebo y otros la dosis real, porque se utiliza la metodología de doble ciego”, explicó. En esta podrecimiento ni siquiera los médicos conoces quiénes reciben el placebo para que los resultados sean totalmente objetivos.

La primera dosis se la aplicaron en agosto pasado el Hospital Militar Central de Buenos Aires luego de algunos análisis clínicos, y a las pocas horas comenzó a sentir síntomas típicos de una vacunación.

Análisis testeo coronavirus

“Ni bien salí del hospital me subí al auto y me empezó a doler el brazo. Luego estuve dos días con mucho cansancio, poca hambre, dolor de cabeza, pero no presenté fiebre ni vómitos. Fueron todos síntomas leves respecto a cualquier vacuna. La segunda dosis me la aplicaron este martes (16/09), un mes después de la primera, y me pasó lo mismo. Me desperté cansado, y es un cansancio que no se te va durmiendo. Pero no tuve mayores complicaciones. Nos habían advertido que la segunda dosis era más fuerte. La primera tiene el objetivo de inmunizar mientras que la segunda tiene mayor carga viral, es más fuerte, para lograr inmunidad adquirida generando anticuerpos”, comentó.

Sobre las recomendaciones médicas, relató que le pidieron hacer una vida completamente normal respetando los cuidados típicos de esta época como el uso de tapabocas y la distancia social, pero sin suspender las actividades normales.

Una vez finalizado el estudio los voluntarios conocerán si recibieron la dosis o el placebo.

“Tenemos una aplicación en el celular donde tenemos que ir subiendo los síntomas todas las semanas, y en el caso de que los síntomas más graves duren más de 72 horas dar aviso de inmediato. También tenemos controles a los 3, 6, 12 y 24 meses desde la primera aplicación. En dos años terminaría el monitoreo, pero firmamos un documento para que nuestras muestras puedan seguir siendo utilizadas en la investigación luego de ese plazo”, indicó el joven.

“No me dio miedo ser voluntario, si mucha ansiedad. Confío que va a dar resultado y que va a funcionar. No me volví un obsesionado que busca todo el tiempo información del tema ni de las otras vacunas, lo vivo con tranquilidad. Me cuido como todos, por mí y por la gente que me rodea, porque tengo muchos conocidos que enfermaron y varios de ellos de gravedad. Tengo esperanzas que va a ayudar, y espero que esto también genere un cambio cultural en los humanos, respecto al consumo de animales y del amontonamiento de personas. Si no cambiamos estos hábitos, va a volver a pasar”, reflexionó.

La Organización Mundial de la Salud informó que actualmente hay 165 ensayos en todo el mundo de posibles vacunas contra el Covid-19, de los cuales 140 aún están en la etapa preclínica y 26 avanzaron hacia las pruebas con humanos. Tres de ellas son las que lideran la carrera: la alemana-estadounidense Pfizer/BioNTech, la de Oxford junto a la farmacéutica sueco-británica AstraZeneca, y CanSino, el proyecto de una farmacéutica china. Sumado a la única vacuna aprobada por el gobierno de Rusia, la llamada Sputnik V, aunque la comunidad científica internacional indica que aún debe completar fases de revisiones.

Los voluntarios son totalmente solidarios; no perciben ningún beneficio ni dinero a cambio.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

75% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
10% Me aburre
15% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario