La conmovedora carta de la ONG cipoleña Manos que ayudan

Su presidenta, Noemí Bascur, celebró así los 23 años de trayectoria de la fundación. "La fuente de la felicidad viene de mucho dar", expresa.

Una emotiva carta en la red social Facebook celebró los 23 años de la Fundación Manos que Ayudan, y el trabajo solidario que realizan sus integrantes para resolver los problemas ajenos. Es una carta que pone en valor la solidaridad como una virtud social que es necesario cultivar de forma colectiva para comprometerse con los más desfavorecidos.

“La fuente de la felicidad viene de mucho dar”, expresa su fundadora, Noemi Bascur. Y con ese mensaje, abre su corazón para ofrecer su testimonio de vida y ser agradecida.

Te puede interesar...

Fundación Manos que Ayudan no solo es una pasión, sino una medicina, porque con el andar he sacado dolores, pérdidas y los conflictos no resueltos”, confiesa.

Es un proyecto que comenzó a gestar cuando ella enfrentaba una de sus peores pesadillas, mientras permaneció varios meses internadas en un hospital.

Ocurre que a los 32 años tuvo cáncer de endometrio y a los pocos días sufrió un surmenage que le hizo perder totalmente su independencia. Gracias a Dios, a la gente amiga y generosa, y a la fundación que integra, pudo salir adelante.

“Ahí está mi despertar a la gratitud”, comenta.

Y reflexiona: “Hay dos motores que pueden impulsar a cualquier ser humano a lograr lo que quieren. Uno es la inspiración y el más poderoso es la desesperación. Usando la desesperación como combustible y no como víctima de ella he logrado sortear obstáculos que aparecían. Este proyecto en lo personal me ha dado experiencia de vida porque ha despertado mi imaginación y astucia de resolución a los problemas ajenos”.

Aquí la reflexión completa…

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario