El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
35% Hum
LMCipolletti Gente

La CIC defendió al patio cervecero: "Está mal que hayan echado a la gente"

En la Cámara de Industria y Comercio cuestionaron el operativo de inspectores y policías para desalojar a los comensales al clausurar el local. "Es una falta de respeto", sostuvo José Luis Bunter.

Integrantes de la Cámara de Industria y Comercio esperan hablar con representantes de Fiscalización y Comercio para interiorizarse sobre la segunda clausura que recibió el patio cervecero Cano, ubicado en calle Alem al 600. Conocen "la campana" de los trabajadores, pero no así los motivos por los cuales en sólo tres meses los inspectores municipales ya clausuraron dos veces ese comercio. El lugar genera constantes quejas de vecinos por ruidos molestos.

De igual forma, se advirtió que el procedimiento que llevaron a cabo inspectores municipales y policías para cumplir con la medida no fue adecuado. "Está mal que echen a la gente que estaba comiendo. Es una falta de respeto y genera un impacto muy negativo en las pymes", sostuvo José Luis Bunter, al frente de la CIC local.

Te puede interesar...

Consideró que más allá de la problemática que atraviesa el local, "el accionar tiene que desarrollarse de otra manera. Pueden hablar con la gente, pedir que se baje la música, evitar que ingresen más comensales, pero no ser tan agresivos y sacar a todos los que estaban adentro. Es una cuestión de sentido común y respeto".

Empleados de Cano WEB02.jpg

En la CIC indicaron que no conocen de primera mano todavía todos los pormenores que rodean al caso. Sin embargo, el dueño del local dice nunca fueron notificados de la medida. "Estamos esperando acá, en la Muni, que nos atiendan", expresó Juan.

También cuestionó el procedimiento: "Fue feo, realmente. La Policía entró con itacas, y nos trataron muy mal".

Los inspectores le pusieron una multa por ruidos molestos, como causal de clausura. mientras retiraba a la gente. No obstante, el comerciante explicó que "es imposible" que el decibelímetro que colocaron en el piso dé 35 porque capta las vibraciones de todos los autos que pasan por la calle. "Eso suma decibeles", acotó.

Empleados de Cano WEB01.jpg

No sabe bien quién denuncia, pero indicó que son vecinos de la calle Italia, siempre los mismos, quienes reclaman por el ruido que genera el local. Di Tella anunció hace días que se trabaja en una nueva ordenanza para sancionar los ruidos molestos y detalló que los locales gastronómicos generan un importante porcentaje de los reclamos diarios que recibe el Municipio.

Clausura de patio cervecero en Cipolletti.mp4

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario