La campaña de reciclaje de basura llegará a las calles

Instalarán grandes cestos para tirar plástico y papel en espacios públicos.

El Municipio fijó seis “puntos limpios” en la ciudad para recolectar la basura que los cipoleños separan en sus casas. En pocos días, empleados de Servicios Públicos colocarán contenedores que tienen la forma de una campana y están diferenciados por color, según el material recuperado que los vecinos clasifiquen. Los amarillos serán para los plásticos y los azules, para papel y cartón.

En esta primera etapa, se colocarán tres puntos fijos: uno en la terminal del Tren del Valle, sobre calle Fernández Oro; otro en Velez Sarsfield y Río Santiago (barrio San Pablo) y el restante en el Parque Rosauer. “Semanalmente, pasará el camión que ya realiza el recorrido de las botellas de plástico, ahora para recolectar también todo este material”, informó el director municipal de Residuos y Reciclaje, Juan Aninao.

Te puede interesar...

La colocación de estas campanas requiere preparar el terreno con una platea de hormigón. Los trabajos comenzarán en los próximos días.

“Buscamos que aquellas familias que tienen el hábito de separar en origen sus residuos puedan dejar el material en estos puntos”, expresó el funcionario municipal.

Más adelante, se proyecta ampliar el alcance de los residuos recuperados con la instalación de una tercera campana destinada a vidrios y latas. En la segunda etapa, además, se prevé que se establezcan tres sitios fijos más. Uno de ellos será en Parque Norte y los otros dos, en lugares que involucren a vecinos de Don Bosco, Brentana y Villarino. “El lugar lo vamos a definir con talleres en tres colegios de la zona”, dijo Aninao.

cipo-p02a-reciclaje-cipolletti.jpg

La idea es que los alumnos digan cuáles son los sitios más apropiados y convenientes para colocar las campanas en estos barrios.

Para lograr el objetivo, desde el área de Compras ya fueron licitadas y adquiridas 15 campanas. De ese total, 12 serán colocadas en los seis puntos limpios definidos y las otras tres probablemente se reserven para el acopio de aceite usado en los hogares o comercios dedicados al rubro gastronómico.

La inversión rondó los 190 mil pesos. “Estas campanas van fijas al piso de hormigón y tienen una tapa removible. En su interior hay bolsones de plástico de un metro cúbico, llamados “big bag”, que son los que carga el camión volcador y, en su remplazo, pone uno nuevo vacío”, graficó Aninao respecto de la modalidad de recolección que se aplica en estos casos.

El material que se recolecte se derivará a una empresa que recicla plásticos, en parque industrial. Respecto del papel y el cartón, se analiza la posibilidad de convenir con organizaciones no gubernamentales o fundaciones para que comercialicen estos residuos en la ciudad. Por ahora, es solo una idea, pero se planea encontrar un mecanismo transparente para reutilizar estos desechos.

En la escuela

Ayer, alumnos de la Escuela Primaria 294 del barrio Anai Mapu pudieron conocer dos campanas de residuos recuperables, una amarilla y una azul, en su propio establecimiento.

El traslado temporario de tales contenedores había sido acordado con el Municipio, en el marco de una jornada educativa que llevó adelante distintas actividades por el Día Mundial del Medioambiente, que se conmemoró el miércoles. “La escuela es promotora de salud y, en ese marco, cuidamos todo lo que nos rodea”, expresó la directora de la institución, Silvia Coronado.

--> Habrá un centro de acopio en el parque industrial

Otra pata importante de la gestión de residuos recuperados en la ciudad será la puesta en marcha de un centro de acopio temporal de elementos reciclables en el parque industrial. El Municipio ya reservó una hectárea para tal fin y se está amojonando el terreno para cerrarlo con un alambrado perimetral que facilite el control de la actividad en el lugar.

Allí, los vecinos de esta ciudad van a poder llevar todo el material de poda, electrodomésticos y otros trastos viejos y en desuso, también vidrios, residuos electrónicos y otros elementos sólidos que se puedan reciclar, pero que no deben arrojarse en los cestos públicos ni en las bolsas que retira el servicio diario de recolección de basura.

Quienes lo deseen podrán entrar y salir por distintos accesos que estarán controlados. Una vez dentro del predio, “podrán depositar estos materiales en sectores bien diferenciados. Estamos iniciando la obra, la idea es que en cinco meses más esté en marcha”, sostuvo Juan Aninao, director del área municipal de Residuos y Reciclaje.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario