La inclusión sigue siendo una cuenta pendiente de la sociedad y del fútbol en particular. Claro que hay ejemplos que conducen al camino correcto, pero de vez en cuando la competencia doméstica pega esos sopapos que, como el Juego de la Oca, hacen retroceder e implican volver a empezar.

Te puede interesar...

Lugar: cancha de Unión Alem Progresista de Allen. Contexto: 5ª fecha del Clausura en la zona B, sí, mismo día y grupo de la salvaje agresión de Sergio Rocha (Argentinos del Norte) a la terna arbitral en el cruce con Círculo Italiano en Villa Regina.

Sara Godoy, una joven asistente de 22 años, trabajaba como número dos del juez principal Román Domínguez. De espaldas a la popular que está frente a la zona de vestuarios de la denominada “Mejor del Valle”, se cansó de recibir todo tipo de insultos y discriminaciones.

“Entiendo que puedo tener errores, pero todo tiene un límite. No soporté más a esa persona que a mis espaldas me decía de todo, cosas irreproducibles”, confió la vecina de Vista Alegre que además actúa como referí principal en el bloque menor de la misma liga (octava, novena y décima).

En este caso, ni la cinta de capitán fue utilizada de buena manera porque Martín Sánchez, uno de los referentes de los Magos, contribuyó muy poco a mejorar la situación.

“Unión perdía 1 a 0 y me tocó sancionar un offside que impidió el empate del local. Fue el peor momento, ya no solo me decían de todo desde afuera, sino desde adentro del campo”, sostuvo Godoy.

Recuadro-jueza-de-línea-discriminada-página-29.jpg

Por propia voluntad

Cuando la situación no daba para más, la asistente levantó la bandera y le informó al juez lo que sucedía, pero fue ella misma quien se opuso a la suspensión de las acciones.

“Le dije a mi compañero que me cambie de lugar, cosa que no se puede hacer, pero para contribuir a que siga el juego lo hicimos”, reconoció. Pedro Valdebenito completó el tiempo reglamentario en lugar del asistente 2.

Así, en la agonía de la tarde y solo por la fortaleza mental de una mujer denigrada e insultada por hinchas y jugadores, Unión llegó al empate.

“Cuando terminó, el técnico de Unión (Enzo Moscone) y su ayudante de campo (Fernando Inda) se acercaron a pedirme disculpas por lo que había vivido”, reconoció.

Camino a casa tomó la decisión de alejarse de la Liga porque se siente “desprotegida”. “No nos cuida nadie y esto es cada vez peor”, cerró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario