Interlagos: les pagarán casi $100 millones a ex obreros

Les cancelarán la deuda cuando se realice la licitación pública.

El juez de la quiebra, Diego De Vergilio, declaró en su reciente resolución la admisibilidad de todas las indemnizaciones pendientes de pago para los 84 ex trabajadores de la fábrica Interlagos. Cuando la planta se venda por licitación, serán los primeros en recibir el dinero que les corresponde cobrar por sus años de trabajo.

En el informe general se desglosa crédito por crédito a favor de los empleados, lo que en suma arroja un total de $97.947.392,49. Figuran todos, incluidos los dos trabajadores que tomaron la planta para conservar sus puestos.

Te puede interesar...

La deuda contraída por el empleador representa algo así como el 36% del precio de base que fijó el juez para la venta del conjunto de los bienes ($269.422.200) que se realizará a través de una licitación pública. No hubo observaciones ni impugnaciones en cuanto al capital que les corresponde a los obreros. Si bien estos intentaron incluir los rubros preaviso e integración del mes de despido previstos en la Ley de Contrato de Trabajo, tal pretensión resultó inadmisible, de acuerdo al argumento esgrimido por la sindicatura, ya que el valor de la indemnización se desprende de una relación laboral que se extinguió a causa de una quiebra.

Es por eso que la indemnización de los trabajadores se calcula en función de lo que dispone el artículo 247 de la LCT, según el cual tienen derecho a percibir una suma equivalente a la mitad de la prevista en el artículo 245 cuando el despido es por causa de fuerza mayor o porque disminuyó el trabajo y tal causa no es imputable al empleador, si está debidamente justificada.

“Respecto de la calificación de la conducta del empleador, los acreedores laborales nada dijeron, pese a la incidencia que tiene dicha cuestión sobre el monto indemnizatorio”, advirtió De Vergilio. Sin embargo, tal circunstancia podría ser invocada en la instancia procesal de revisión.

En relación con dicha cuestión, el síndico señaló que existen múltiples causas y citó cuatro de ellas, que sustentan la tesis de considerar que la quiebra no se le puede achacar a la embotelladora, puesto que se atribuye esa consecuencia a causas externas.

Por último, se indicó que la sindicatura tomó para el cálculo de los créditos laborales y para la mayoría de los casos una remuneración bruta que es superior a la que denunciaron los propios trabajadores, ya que surge de considerar las nuevas escalas salariales vigentes en los últimos convenios para cada categoría laboral.

Más deudas con otros acreedores

En su resolución, el juez de la causa, Diego De Vergilio, también resolvió declarar “verificado” un crédito a favor de la AFIP por una suma total de $41.257.210,02, y consideró “admisibles” los $15.711.427 que la empleadora tendrá que pagarle a Río Negro Fiduciaria SA, cuando pueda vender la fábrica por licitación pública, entre otras deudas. Las deudas contraídas, por créditos no devueltos, por la familia García, ex propietaria de la fábrica, deberán ser canceladas una vez que se concrete la venta de todos los bienes de la planta, ubicada a la vera de la Ruta 22.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario