El clima en Cipolletti

icon
Temp
64% Hum

Infractores podrán pagar elevadísimas multas con trabajo comunitario

Concejales aprobaron por mayoría la reglamentación del trabajo comunitario para los infractores que no pueden pagar multas que parten de $100.000 y alcanzan hasta el millón de pesos. El Juzgado de Faltas determinará en qué casos corresponde.

Todos los concejales, menos Silvana Larralde la presidenta del cuerpo, votaron a favor de la iniciativa que permitirá a los infractores pagar con trabajo comunitario elevadísimas multas cuando certifiquen que no pueden afrontar con su bolsillo el monto dinerario.

"La norma reglamenta el trabajo comunitario en forma excepcional y para los casos dónde el Juez de Faltas compruebe la imposibilidad económica de afrontar el monto dinerario de la multa", indicó la concejal que presentó el proyecto que es ley, Lorena Yensen.

Te puede interesar...

La sustitución del monto dinerario por horas de trabajo comunitario puede ser total o parcial. En cualquier caso, lo decidirá el Juzgado de Faltas Municipal.

El proyecto fue aprobado en la sesión del jueves, por mayoría de votos. De esta manera, los concejales pusieron fin a un problema de vieja data que generaba complicaciones cada vez mayores.

Es que la falta de pago de muchos contraventores que voluntariamente se acercaban al juzgado pero no estaban en condiciones de pagar multas que superaban los 100 mil pesos provocaba una demora en el proceso. Por esta razón, muchos vehículos pasan meses y años secuestrados, juntando polvo y mugre en distintas dependencias municipales que podrían aprovecharse para otra cosa.

Autos secuestrados

Las elevadas multas promueven, a su vez, la falta de cumplimiento, lo que trunca otros procesos. Un ejemplo es la imposibilidad de renovar una licencia de conducir por la deuda que el infractor contrajo con el Municipio o la falta de autorización para continuar con los permisos de obra, lo que genera un circulo vicioso de faltas de nunca acabar.

Entre las multas más elevadas están las que el Municipio aplica por infracciones de tránsito, sobre todo cuando a los conductores les da positivo un test de alcoholemia, son reincidentes o se niegan al control. En estos casos, las faltas rondan los 200 mil pesos y pueden superar ese monto, hasta el $1.000.000. En tanto, en materia de obras, las penas pecuniarias pueden superar los $100.000.

"En muchas ocasiones los infractores asumen la responsabilidad y aceptan la pena. Sin embargo, expresan su imposibilidad de afrontar el monto resuelto por el Juzgado y así también acreditan lo manifestado, solicitando convertir su deuda pecuniaria en el cumplimiento de alguna tarea de su oficio (carpinteros, pintores, albañiles, etc.) o en la realización de alguna cosa material que ellos producen", dice la ordenanza aprobada.

Es así que se considera necesario reglamentar la normativa, entendiendo que resulta un beneficio para el contraventor, el Estado y la comunidad toda. El Juzgado de Faltas -actualmente a cargo de Cecilia San Pedro y su secretaria Yanina Kermen- analizará cada caso en concreto.

control alcoholemia

"La jueza podrán convertir el monto dinerario de las multas en trabajo comunitario cuando la situación así lo justifique. Nadie mejor que ella para conocer el proceso. Ella ponderará estas situaciones y dirá en qué casos no se puede y en qué casos se autoriza, fundamentando sus decisiones", explicó Yensen.

Se indicó también que el procedimiento es excepcional y que el infractor, en cualquier caso, deberá cumplir ciertos requisitos, como ser: acreditar con una certificación que no pueden pagar porque está sin trabajo, cobra un salario mínimo o su jubilación es la mínima, presenta la constancia de un preventivo de crisis o concurso y otros elementos probatorios que permitan certificar su vulnerabilidad.

También se informó que el infractor deberá solicitar esta modalidad de pago dentro de los 5 días hábiles de notificada la resolución de la sanción. En ese marco, hará la propuesta, presentará una declaración jurada y los elementos que acrediten que no puede pagar el monto dinerario por razones económicas.

El trabajo comunitario a realizar será cuantificado. En una audiencia con la jueza de Faltas, también se definirá qué tipo de trabajo y cuál será el plazo de entrega, materiales, ropa y maquinaria a utilizar, entre otros elementos. Y se designará quién será el responsable del control de la tarea.

Los trabajos comunitarios pueden ser de pintura, carpintería, herrería, limpieza y mantenimiento, entre otros.

El actual Código de Procedimientos de Faltas ya prevé la conversión de la pena y cita expresamente el trabajo de utilidad pública. El problema fue que nunca se reglamentó.

El actual Juzgado de Faltas funciona en calle Brentana con otras dependencias.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario