El clima en Cipolletti

icon
Temp
58% Hum
LMCipolletti paquete

Indignante: compró dos celulares y el paquete le llegó vacío

Fabiana, la denunciante, dijo que se nota muy bien que alguien abrió la encomienda antes de recibirla. Se la mandaba su tía, desde Buenos Aires.

Nadie espera recibir una encomienda vacía. Pero sucede. Una vecina de esta ciudad compró dos celulares y el paquete que le entregaron en Oca tenía sólo un cargador. Ocurrió este miércoles, cuando tuvo oportunidad de pasar a buscarla por la sucursal. En realidad, el encargo debía ser trasladado hasta su domicilio. Pero la visita nunca se concretó.

En diálogo con LMCipolletti, dijo que espera que su reclamo sea viable. Esta mañana habló con un gerente de Oca y quiso contar lo que le pasó porque no es la primera víctima ni será la última. "Espero que no quede en la nada y que investiguen, porque alguien ha sido responsable y esto no viene de ahora", expresó Fabiana.

Te puede interesar...

Sospecha de los empleados de Oca que ayudaron a su tía en Buenos Aires a embalar con cinta el paquete. "Para mí los que la ayudan vieron que eran celulares y ellos mismos abrieron la encomienda cuando ingresó al depósito. Tiene que haber cámaras de seguridad que puedan registrar lo que pasó", sostuvo.

Supuestamente, Oca había programado una visita para las 18 del lunes. Fabiana aseveró que nunca se concretó. "Yo estaba en mi casa y no pasaron", dijo.

Encomienda vacía 02.jpg

Esperó que pasen de nuevo por su domicilio el martes. Tampoco ocurrió. Por lo tanto, el miércoles, cuando tuvo oportunidad, se acercó personalmente hasta la sucursal, junto a su pareja. Dejó a su hermana recién operada en la consulta médica y llegó a Oca minutos antes de que cerrara sus puertas.

Aguardó su turno, pagó el envío de la encomienda y se retiró. En ese momento, no se le ocurrió abrirla delante del personal de Oca quien, además, estaba esperando terminar con ella la jornada del día. No obstante, ni bien se subió al auto, le pidió a su pareja que abriera el paquete porque lo sentía muy liviano.

"Siento que no pesa nada", le dijo. Y no se equivocaba. Cuando su pareja abrió la encomienda, los celulares no estaban. "No había nada adentro más que el cable del cargador de uno de los teléfonos. La otra caja faltaba completa", detalló.

Inmediatamente, volvió a la sucursal de Oca pero ya habían cerrado. Entonces se comunicó con su tía, quien le contó que empleados la habían ayudado a embalar con cinta el paquete.

"Se ve que está roto el papel y lo doblaron, porque el envoltorio original era para dos celulares y tuvieron que achicarlo", indicó Fabiana.

Esta mañana volvió a la sucursal cipoleña y mantuvo una charla con el gerente, quien le aseguró que realizarán una auditoría para establecer qué pasó y deslindar así responsabilidades.

"Hago público lo que me pasó porque no soy la única. A otra mujer le pusieron un pedazo de ladrillo, el mismo correo", concluyó Fabiana.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
8% Me gusta
6% Me da igual
4% Me aburre
82% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario