El clima en Cipolletti

icon
36° Temp
13% Hum
LMCipolletti agua

Hay poca presión de agua en cuatro barrios al sur de Ruta 22

Pobladores de los asentamientos Bicentenario, Auca Liwen, La Ribera y Los Sauces sufren por falta del suministro, en días altas temperaturas. Además, se demoran las mejoras en el servicio eléctrico.

Con problemas en la provisión de agua y a la espera que se habilite el nuevo servicio eléctrico, pasan estos días de altas temperaturas los vecinos de los cuatro asentamientos ubicados al sur de Ruta 22, en inmediaciones de calle Lisandro de la Torre.

El suministro de agua su ha vuelto un inconveniente mayor, puesto que la escasa presión que existe durante casi todo el día, salvo en la noche que mejora un poco, pone mal a los pobladores y por eso cunde el malestar y la preocupación.

Te puede interesar...

Por lo que cuentan los vecinos, empleados de Aguas Rionegrinas han visitado el lugar y han podido constatar que la provisión es muy escasa. Sin embargo, no han podido determinar con precisión la causa de lo que está pasando.

El hecho es que el agua llega en un hilito y a veces se corta. Posiblemente, haya que efectuar el cambio de algunas cañerías viejas y determinar si hay un exceso de conexiones irregulares a la red para aliviar la situación.

Los barrios afectados son Bicentenario, Auca Liwen, La Ribera y Los Sauces, a los que no solamente los une la cercanía de unos a otros, sino también que las dificultades que afrontan suelen ser parecidas, lo mismo que las eventuales razones de los males, aunque no siempre, por supuesto.

En cuanto al suministro eléctrico, en los sectores poblacionales están a la espera de que se habilite una nueva línea de abastecimiento que instaló hace alrededor de un mes y medio la empresa Edersa, a instancias del Entre Provincial Regulador de la Electricidad (Epre). Los días y semanas siguen transcurriendo y todavía no se pone en funcionamiento tal tendido.

A todo esto, hay barrios, como Bicentenario y Auca Liwen, en los que ya se cambiaron las líneas internas, pero todavía no se han colocado los pilares de conexión domiciliaria y, por ende, los habitantes no pueden gestionar aún el medidor para regularizar la prestación. En La Ribera y Los Sauces, no se han cambiado ni las líneas.

Así las cosas, los pobladores lo más probable es que sigan dependiendo de las líneas viejas y precarias todavía por un tiempo más.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario