El clima en Cipolletti

icon
32° Temp
6% Hum

Hace 10 años, Weretilneck asumía en reemplazo de Soria

El ex intendente cipoleño juraba como gobernador en una provincia convulsionada por el asesinato del Gringo, ocurrido el 1 de enero de 2012.

“Por la memoria y el proyecto del ex gobernador Carlos Soria”. Así juró Alberto Weretilneck como gobernador en una provincia convulsionada por la muerte del Gringo, asesinado 48 horas antes por Susana Freydoz, su esposa. Se cumplen diez años de la asunción del ex intendente cipoleño a la gobernación, cargo en el que sería electo en 2019.

“No saben el peso, la responsabilidad y el dolor que tengo”, dijo Weretilneck en la Legislatura, tras asumir en reemplazo de Soria, con quien había cerrado meses antes una alianza electoral que le puso fin a 28 años de gobiernos radicales en Río Negro. El mandato tan ansiado por el PJ, quedó en manos de un dirigente, entonces, del Frente Grande.

Te puede interesar...

El entonces legislador Pedro Pesatti le tomó juramento a Weretilneck y luego la Legislatura consagró a Carlos Peralta como vicegobernador. Peralta tampoco pudo cumplir su mandato. Murió en 2014 tras luchar durante dos años contra el cáncer. Su lugar lo ocupó Pesatti.

Río Negro atravesaba una crisis institucional y política sin precedentes. Se discutía si era Weretilneck quien debía asumir el cargo de gobernador o se debía convocar a nuevas elecciones.

Había sectores del peronismo que impulsaban por lo bajo un nuevo llamado a elecciones. En ese clima, el Gobierno nacional respaldó la institucionalidad y en la asunción de Weretilneck estuvieron el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manuel Abal Medina y el ministro del Interior, Florencio Randazzo.

asuncion weretilneck 2012.jpg

El rionegrino Miguel Ángel Pichetto, presidente del bloque de senadores del Frente para la Victoria, también se sumó al acto.

Martín y "Carlitos", dos de los hijos de Soria, también concurrieron a la Legislatura.

“Cuando construimos este proyecto con Carlos no hubo actas firmadas. No hubo documentos. No hubo acuerdos programáticos. Era tan fuerte la relación personal y tan fuerte la confianza que esa era la relación. Él era el conductor, y yo su ayudante... Y hoy me encuentro aquí, siendo yo el conductor, pero sé que él es mi ayudante”, dijo Weretilneck frente a los legisladores.

En su discurso, Weretilneck ratificó los proyectos de Soria, pero poco tiempo después dio marcha atrás con la polémica Ley de Disponibilidad y no quiso avanzar con la ley de explotación minera. Esas decisiones marcarían una disputa interna, casi permanente, entre Weretilneck y los dirigentes del peronismo que querían que el período 2015-2019 fuese "el mandato peronista".

asuncion weretilneck 2012.jpg

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario