El clima en Cipolletti

icon
Temp
57% Hum

Gastronómicos no van a cerrar la vereda: "No lo podemos pagar"

Los históricos del rubro no harán el cerramiento que salió por ordenanza. Les gusta la propuesta, pero por una cuestión de costos no podrán afrontarlo.

En una reunión que convocó a los históricos del rubro, los comerciantes adelantaron posición sobre la segunda fase del proyecto macro manzanas para ejecutar un cerramiento en la vereda a cargo de los locales que quieran implementarlo.

Consultado al respecto, Gabriel Duarte de Plaza Bar sostuvo que la mayoría de los gastronómicos no hará el cerramiento. Si bien consideran que la propuesta del Ejecutivo que salió por ordenanza municipal estéticamente es linda y cómoda para los clientes que deseen sentarse a comer o a tomar algo en la vereda, en este momento es inviable. "Sinceramente, no lo podemos pagar. Las ventas bajaron mucho, los alquileres subieron y los costos, entre mano de obra y materiales, para hacer el cerramiento son caros", expresó el dueño de Plaza Bar.

Te puede interesar...

La concejal y comerciante del rubro, Flavia Boschi, advirtió además que la propuesta llega tarde. "Hace 12 años que soy gastronómica y en invierno no se me sienta nadie en la vereda. Por ahí un mediodía al rayo de sol, pero en la noche nadie", comentó.

Cuando el proyecto fue motivo de debate entre los concejales, Boschi planteó la dificultad de muchos comerciantes gastronómicos para afrontar los costos del cerramiento. "Es una inversión bastante grande. El estimativo que pasó el área de Fiscalización es de 1500 dólares por módulo, es decir, cuatro vallas. Y hay muchos comercios que tienen más de cuatro módulos", precisó la edil.

Por eso, en su momento ella sugirió a sus colegas del Deliberante que el Ejecutivo local hable con algunos bancos para habilitar una línea de créditos accesibles. Puede ser que los comercios gastronómicos que manejan una clientela más joven quieran hacerlo. "KPLA, 1946 y Liverpool tienen ganas", acotó Boschi. Pero muchos otros no, por una cuestión de costos.

cerramiento gastronomicos.jpg

"Reconozco que es algo muy lindo, pero lamentablemente los costos no nos dan. Vamos a seguir en las veredas pero sin cerramiento. Por ahí si se acomodan los números, lo haremos más adelante. Porque reitero, es lindo y útil", agregó Duarte, de Plaza Bar.

Tampoco acompaña el momento que se está viviendo. Y no se refirió tanto al invierno, sino a la situación económica. "Mucha gente no sale tanto por el frío, si no porque no hay plata en la calle. Ahora puede ser que se está moviendo un poco más porque hay gente de vacaciones, pero después se plancha. Entonces, se complica", cerró el comerciante.

Lo que dice la ordenanza

De acuerdo a la ordenanza municipal que fue aprobada, la fase II implica el permiso de los locales gastronómicos para que ejecuten -a su cargo- un cerramiento en la vereda teniendo en cuenta: seguridad vial, capacidad, ordenamiento urbano, impacto pasivo ambiental y protocolos previstos para evitar la propagación del covid-19.

Los titulares que acepten esta nueva fase del programa deberán dirigirse a la Dirección de Comercio y elegir entre los doce (12) modelos aprobados que se encuentran disponibles.

''Este proyecto que nace con el fin de acompañar al sector gastronómico, es una medida más desde esta gestión para acompañar a nuestros vecinos en un escenario tan particular como el que estamos atravesando'', afirmó la presidenta del Deliberante, Silvana Larralde.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.513513513514% Me interesa
16.216216216216% Me gusta
5.4054054054054% Me da igual
16.216216216216% Me aburre
48.648648648649% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario