El clima en Cipolletti

icon
Temp
59% Hum
LMCipolletti Ladrones

Fueron hasta la casa de los ladrones que desvalijaron su carrito de comidas

Los hermanos del Parador 51 estuvieron cara a cara con los delincuentes, en una casa del sector Las Vías. Escaparon por un canal, pero las víctimas recuperaron sus pertenencias. "Somos laburantes y sólo queremos trabajar tranquilos", expresaron. Agradecieron el apoyo de los vecinos.

Ladrones desvalijaron un carrito de comidas ubicado en Circunvalación y Ruta 151, entre la rotonda y un Gauchito Gil. Sus propietarios hicieron la denuncia en la Comisaría 32 y esperaron. Pero el martes, recibieron un llamado anónimo que marcó la casa donde estaban sus pertenencias, fueron por ellas y estuvieron cara a cara con los delincuentes.

Las víctimas de esta historia policial son los hermanos Rodríguez, del Parador 51. "Somos laburantes y sólo queremos trabajar tranquilos", manifestó Facundo, uno de ellos.

Te puede interesar...

El sábado pasado, un cliente camionero que pasó por el lugar, alrededor de las 5 de la madrugada, los llamó enseguida al ver que la puerta del tráiler estaba abierta, en plena oscuridad. Facundo concurrió de inmediato, porque su hermano en ese momento estaba en Roca. Y al llegar, encontró todo tirado.

Se habían llevado una freidora, una carlitera, tres garrafas, tres reguladores de gas, una pava eléctrica, un termoeléctrico industrial y un generador de energía. "Fueron tres personas en una camioneta", comentó la víctima, en diálogo con LMCipolletti.

Panes, mayonesas, gaseosas, yerba, jugos...se llevaron toda la mercadería que encontraron. "Nos desvalijaron", acotó Facundo, de 24 años.

Ese mismo día hicieron la denuncia en la Comisaría 32, donde recordó que la mujer policía que le tomó la denuncia fue muy franca con él y le dijo que difícilmente iban a poder recuperar sus pertenencias porque entre que piden un allanamiento y la Justicia autoriza, los ladrones ya se deshicieron de sus cosas.

No tenían muchas expectativas de encontrar nada. Pero el sábado recibieron un llamado anónimo, de un número privado. "¿Ustedes son los muchachos del parador?", preguntó un hombre. Y les dijo dónde estaban sus pertenencias. "Averigüen, porque sus cosas están ahí", manifestó, al señalar el domicilio de una familia que vive en el sector Las Vías, sobre calle Las Margaritas.

Parador 51 04.jpeg

Entonces, Facundo y su hermano Nicolás tomaron la decisión de recuperar lo que les pertenecía. Un amigo y su señora los acompañaron. Se subieron a una camioneta y fueron hasta el domicilio marcado. Al llegar, el damnificado golpeó las manos y de la vivienda salió una mujer embarazada.

"Nos dieron el dato de una garrafa", comenzó diciendo la víctima. La joven le respondió que no le quedaban más, pero Nicolás, su hermano, se enojó e insistió con la garrafa. Entonces, la joven sin querer delató el accionar de los ladrones. Mencionó la garrafa del carrito azul, lo que efectivamente estaban buscando.

"Ahí nos dimos cuenta que nuestras cosas estaban en esa casa. Llamé a la Policía y tardó 45 minutos en venir. En el transcurso, aparecieron los tres muchachos que nos habían robado, a bordo de una camioneta. Supuestamente, el mayor de ellos es el ex marido de la señora que nos atendió, pero vive en esa casa", relató Facundo.

Los ladrones, al verse descubiertos, se fueron para atrás de la vivienda, en dirección a una casa que funciona como aguantadero. "Uno de ellos había mandado a unos nenes a sacar las cosas que habían robado para escapar. Pero mi hermano los vio y comenzó a correrlos", contó.

Para esto, llegó la Policía y comenzó a interrogar a las víctimas. A Facundo y su hermano les pareció extraño que los indaguen a ellos, en lugar de pedirles a las personas señaladas como ladrones que se identifiquen o fueran por ellos. Sólo le tomaron los datos a la señora de la casa.

Pidieron incluso que identifiquen al conductor de la camioneta que había sido estacionado en otra casilla precaria.

Pero los ladrones se perdieron de vista por un canal, en dirección a las chacras.

"Nosotros los tuvimos de frente y la Policía también, pero no le tomó los datos a nadie, salvo a la chica de la casa; y discutía con nosotros porque estábamos alterados", aseguró el damnificado.

Agradeció el apoyo de los vecinos del barrio que señalaron a los delincuentes en todo momento. "Muy buenos", consideró. Ellos están cansados de convivir con delincuentes, y de ver a los autores del hecho deambular por la zona todas las noches con fines delictivos.

Pudieron recuperar algunas cosas, como la freidora, la carliteria, la garrafa más grande y el generador.

La casa donde estaban sus pertenencias.jpg

Les faltaron dos tubos de gas que ese mismo sábado los ladrones vendieron por 6 mil pesos, de acuerdo a lo que pudieron averiguar en el barrio.

"Tuvimos miedo, si. Pero era enfrentarlos o perder las cosas", sostuvo la víctima.

Y aportó otro dato lamentable que habla de la falta de recursos que tiene la Policía para perseguir el delito.

"No tenían camioneta para cargar las cosas, así que las tuve que cargar yo en la de mi papá y llevarlas hasta la comisaría para que les saquen fotos", comentó el dueño del carrito.

Sobre el accionar de los policías advirtió que "las leyes no los avalan" y concluyó: "Somos laburantes y queremos trabajar tranquilos. Fue feo lo que pasó, pero no hay que bajar los brazos. Pondremos más seguridad y seguiremos trabajando".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.8985507246377% Me interesa
4.3478260869565% Me gusta
7.2463768115942% Me da igual
2.8985507246377% Me aburre
82.608695652174% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario