Funcionario municipal, a juicio por corrupción

La fiscalía le formulará cargos por usar mano de obra de la comuna para trabajos privados.

La fiscalía cipoleña acusará a un jefe de área del Municipio por un delito contra la administración pública tipificado como peculado (malversación de caudales públicos). El denunciado habría empleado en provecho propio la mano de obra del Municipio y un vehículo de la comuna para hacer obras particulares en otras localidades. Por esto la Justicia le formulará cargos.

Fuentes del Ministerio Público Fiscal informaron que el denunciado habría enviado a dos trabajadores municipales a realizar algunos trabajos -como instalaciones de agua y gas- en viviendas de Fernández Oro y Centenario, para su propio beneficio. Son dos situaciones las que se investigan.

Te puede interesar...

“Los enviaba como si fuesen empleados suyos, aparentemente también con una camioneta que es propiedad municipal”, se indicó.

En las próximas horas, el fiscal que interviene en el caso, Matías Stiep, pedirá a la Oficina Judicial que fije la audiencia de formulación de cargos. En principio, se considera que hay elementos suficientes para avanzar con la investigación y llegar así hasta un control de acusación. Según fuentes judiciales, existe “la probabilidad de que los hechos existieron y que el denunciado fue el autor”.

De acuerdo al artículo 261 del Código Penal de la Nación, “será reprimido con reclusión o prisión de dos a diez años e inhabilitación absoluta perpetua, el funcionario público que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública”.

Entre las evidencias reunidas en la causa, se cuenta con los testimonios de los dueños de las viviendas donde se habrían realizado los trabajos, más informes encomendados al Ejecutivo local y otra prueba documental. Recordemos que la denuncia fue realizada por un ex empleado y un referente del gremio Sitramuci que convalidó sus dichos.

En la faz interna, el denunciado también afronta un sumario. La Junta Disciplinaria consideró en su momento, y por unanimidad, que era pertinente investigarlo para determinar si cometió un delito.

Las claves de la causa judicial

¿De qué lo acusan?

Según consta en la denuncia, el funcionario habría enviado a dos trabajadores municipales a realizar algunos trabajos en viviendas de Fernández Oro y Centenario para su propio beneficio. También habría utilizado vehículos municipales.

Podría pasar 10 años preso

El Código Penal dice que “será reprimido con prisión de dos a diez años e inhabilitación perpetua, el funcionario público que empleare en provecho propio o de un tercero, trabajos o servicios pagados por una administración pública”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario