Exigen medidas urgentes contra los perros callejeros

Se realizó una convención para aportar soluciones sobre el tema.

Existe la posibilidad de solucionar a fondo y de modo permanente el problema de la superpoblación canina y de los perros sueltos, incluidos los agresivos. Ya hay experiencias exitosas y otras en curso en varios municipios del país, y es por eso que, desde diferentes organizaciones, a las que se sumaron varios vecinos en general, exigen al Municipio que accione en ese sentido. Aseguran que hay ONGs, voluntarias y proteccionistas de la localidad que están dispuestos a trabajar para erradicar el problema de raíz.

Incluso, se podría empezar a poner fin al drama del refugio canino de la Isla Jordán, que con más de 500 perros es uno de los más grandes del país y que resulta cada vez más difícil sostener. Todo depende de la voluntad de las autoridades de turno, para evitar así la proliferación canina, por un lado, y el hacinamiento de la guardería de la Isla, por el otro.

Te puede interesar...

La alternativa para dar pasos concretos en procura de una solución se abordó ayer en la convención regional de la iniciativa Una Sola Salud, que se llevó a cabo en el Centro Cultural, desde la mañana hasta la tarde. El encuentro contó con el respaldo del Senado de la Nación, representado por la rionegrina Magdalena Odarda, la entidad ONGs en Red, las voluntarias de la guardería canina local y otras instituciones.

Pese a que se los invitó expresamente, no estuvieron presentes Tortoriello ni otros funcionarios del Municipio, ni tampoco integrantes del equipo del jefe comunal electo, Claudio Di Tella.

Uno de los fundamentos de la propuesta abordada ayer en la ciudad es el sostenimiento y la intensificación de los programas de castraciones, que deben alcanzar un número de animales esterilizados mucho mayor que los actuales. Además, explicaron, son claves la difusión las tareas de educación y el compromiso que debe asumir la comunidad. Solo así se controlará la población canina y alguna vez, en el futuro, cerrar la guardería de la Isla Jordán.

Un asunto que seguirá pendiente

La fallida política de control de perros y gatos de la administración municipal resulta evidente en la actualidad. No se está castrando en la proporción necesaria, faltan insumos para las tareas y no se llega bien a los asentamientos ni a Las Perlas. Además, hasta ahora, en tres años y medio de gestión, no se ha construido un solo canil nuevo en el refugio de la Isla Jordán, donde tampoco se han producido otras mejoras necesarias. Así las cosas, parece ser destino de las futuras autoridades locales cambiar el cuadro de situación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario