En el hospital local crece la grieta por los abortos

Profesionales reclaman que los médicos garanticen las prácticas.

La causa contra el ginecólogo Leandro Rodríguez Lastra tensó las relaciones internas en el hospital cipoleño. Desde el Comité de Salud Sexual y Reproductiva del centro asistencial exigen la necesidad de profesionales que no sean objetores de conciencia para dar respuestas a la demanda de ILE durante el segundo trimestre de gestación. Aseguran que hay más casos de médicos obstructores.

María Verdugo, trabajadora social del hospital e integrante del comité, dijo a LM Cipolletti que la sentencia del juez Meynet fue muy correcta y espera que sirva como un acto pedagógico para que enseñe que hay cosas que no se deben hacer.

Te puede interesar...

“Desde el 2017, a sabiendas de todo lo que ocurrió, hemos propiciado encuentros con él (Rodríguez Lastra) como jefe de ginecología para saber cómo resolver situaciones de embarazos en el segundo trimestre, sin poder llegar nunca a un acuerdo. Lo que sucede es que, en un mismo escenario, el equipo de ginecología objeta la práctica y algunos también la obstruyen”, afirmó.

Para la funcionaria, no hay problema si se objeta una práctica, lo grave es obstruirla. “Algunos de los que integran el equipo de ginecología son obstructores. Con el tiempo van a aparecer más denuncias porque las mujeres se están empoderando y conocen que hay cosas que no deben pasar. En la salud está muy naturalizada la violencia porque cuesta pensar que hay cuestiones que son maltrato. Resignificar esto es una gran tarea”, expresó Verdugo.

“En la ciudad, desde los centros de salud de los barrios se garantiza la interrupción legal del embarazo hasta las 12 semanas con medicación. Desde agosto del 2017 a agosto del 2018 acompañamos 158 situaciones de ILE. Embarazos con mayor gestación son derivados a Roca o Bariloche, donde hay profesionales que garantizan la práctica. Hay que empezar a cuidar a esos profesionales que se paran en el lugar del derecho y pedir que contraten personal en Cipolletti que también lo haga. El hospital local es de complejidad 6, es cabecera, y tiene muchas ciudades a cargo. Debe tomar otra postura en relación con el segundo trimestre”, cuestionó la trabajadora social.

La sentencia

Verdugo aseguró que el juicio a Rodríguez Lastra trajo claridad sobre la discusión abierta en el hospital. “La sentencia fue tan clara, ubicando la responsabilidad del lado de quien la tiene: hay cosas que no se deben hacer. Ser antiderechos ahora tiene un costo, y en el juicio quedó demostrado. Quienes garantizamos los derechos estamos mirando de cerca a las mujeres y acompañándolas para que no sufran más maltrato”, concluyó la trabajadora social.

Todos los ginecólogos son objetores

Negativa

A raíz de la denuncia contra el médico Leandro Rodríguez Lastra, todos los ginecólogos del hospital se anotaron como objetores de conciencia. Aunque lo hicieron fuera del plazo legal, Salud ha respetado su voluntad.

Una práctica habitual

“Desde agosto del 2017 a agosto del 2018 acompañamos 158 situaciones de ILE. Embarazos con mayor tiempo de gestación son derivados a Roca o Bariloche, donde hay profesionales que garantizan la práctica”, dijo Verdugo.

La defensa citó a la víctima

La defensa del ginecólogo, a cargo del abogado viedmense Damián Torres, pidió una entrevista con la joven víctima antes del juicio de cesura previsto para julio. El Ministerio Público Fiscal estará presente durante el encuentro. Según indicaron a LM Cipolletti, el valor de la entrevista no es el de una declaración testimonial y solo podrá ser usado para marcar o aclarar contradicciones de su relato frente al juez. La joven podría volver a declarar ante el juez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario