El taxista al que le rompieron el auto a la salida del boliche ofrece recompensa para dar con el responsable

Quiere hablar con los padres del joven al que acusan de haber arrojado al piedrazo y que se hagan cargo de los gastos. El hecho ocurrió el domingo a cerca de las 5.40 de la madrugada,

El taxista al que le rompieron el taxi de un piedrazo a la salida del boliche Kímika ofrece una recompensa de $2 mil en efectivo para quien brinde datos sobre el domicilio del presunto responsable. Si bien el joven fue identificado por personal policial, el damnificado aseguró que quiere hablar con sus padres para que se hagan cargo de lo sucedido.

En diálogo con LMC, Germán, la víctima del ataque, contó que todo ocurrió el domingo cerca de las 5.45 de la madrugada cuando llegaba al estacionamiento del local bailable para esperar pasaje.

Te puede interesar...

Era un grupo de cinco jóvenes pero acusan a uno de arrojar la piedra.

"Cuando llegué vi que había un grupo de chicos que insultaban a los patovicas, pero no vi ni escuché nada más. Sin embargo, en el momento en el que avancé en la fila y frené sentí un ruido fuerte en la parte de atrás del auto. Pensé que el que venía atrás mío me había chocado, pero cuando me bajé me dijo que unos chicos me habían tirado un piedrazo y que a él también le habían abollado el vehículo", detalló.

A su vez, el taxista comentó que los jóvenes -cuatro oriundos de Centenario y uno de Vista Alegre- "no tomaron conciencia de lo sucedido en ningún momento" y que se rieron a pesar de la gravedad del hecho.

Los jóvenes fueron identificados por dos testigos que vieron lo que ocurrió durante la madrugada del domingo.

"Yo estaba sacadísimo, lo reconozco, porque el auto no es mío y porque me arruinaron el laburo. Cundo llegó la Policía ellos se reían y eso es lo que más me indignó. Si al menos hubieran reconocido que la intención no era darle al auto o si se hubieran disculpado todo sería diferente. La realidad es que había gente que caminaba por el lugar y podrían haberle pegado a cualquiera. Y en ese caso no sé quién se haría responsable", sentenció, indignado.

Al respecto de la recompensa de $2 mil en efectivo que ofrece para quien brinde el domicilio del presunto responsable, Germán explicó que lo único que quiere hoy es hablar con sus padres para que se hagan cargo. "No quiero lastimar a nadie ni nada por el estilo, yo lo que busco es que sus padres estén al tanto de lo que hizo su hijo y la gravedad que significa", agregó.

Finalmente, aseguró que el arreglo del taxi costará alrededor de $7 mil y que no pudo trabajar ni ayer ni hoy, cuando tenía que reunir dinero para comprarle los útiles escolares a sus hijos.

LEÉ MÁS

No los dejaron entrar al boliche y rompieron la luneta de un taxi a piedrazos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario