El Municipio defendió el plan del Banco de Tierras

Afirman que sin el proyecto, corre riesgo la urbanización de tomas.

El Ejecutivo municipal rechazó que su proyecto de Banco de Tierras pueda afectar la propiedad privada y, en cambio, destacó su carácter de “herramienta” en el camino de regularizar los asentamientos de la ciudad. Por tal motivo, se advirtió que, de no ser aprobado, podría verse afectado el proceso de urbanización de las tomas, con consecuencias sociales de gran alcance.

Para hoy, está convocada una reunión de la comisión de Obras y Servicios Públicos del Concejo Deliberante, en la que se analizará la iniciativa. Han sido invitados a participar el secretario de Gobierno, Bruno Bordignon, y la directora de Hábitat, Adriana Gallinger. También fue convocado el director de Desarrollo Territorial, Roberto Bianchi, quien no podrá estar presente.

Te puede interesar...

En las condiciones actuales, y máxime con las elecciones municipales del 23 de junio avizorándose en el horizonte, el proyecto no tendrá despacho favorable en la comisión. En el seno del propio oficialismo hay disidentes capaces de bloquear una definición. Peor aun, podría darse hasta un rechazo.

Bianchi, decidido impulsor del Banco de Tierras, salió al cruce de las críticas efectuadas a la iniciativa por el grupo Convocatoria Rural. Sostuvo que sus acusaciones, incluida la de vulnerar el derecho de la propiedad privada, se basan en “una interpretación equivocada” del texto. Agregó que también podría “haber otra intencionalidad”, entre las que no descartó las de carácter “político”.

Sostuvo que “todos los municipios serios” de ciudades grandes como Cipolletti y mayores aun tienen legislaciones como la que se procura en la actualidad. Y su fin es poder regularizar las tomas y otros problemas de tierras y “para nada” propiciar la vía de las expropiaciones como política oficial. Además, recordó que los procesos de esta índole son complejos y requieren de una ley provincial para cada caso.

En la comuna advierten sobre el impacto negativo que tendría el fracaso del Banco de Tierras. Afirman que no se afectará la propiedad privada.

“El Municipio no quiere quedarse con las tierras de particulares”, enfatizó y destacó que la propiedad privada es un reconocimiento jurídico que “se reforzó” en el nuevo Código Civil y que “está más allá” de lo que pueda definir o impulsar una gestión comunal.

En el marco de la realidad cipoleña, el Banco de Tierras “es una herramienta” para la regularización urbana por lo que advirtió que, de no prosperar, se podría “dañar” la labor emprendida por la actual gestión para solucionar el problema de los asentamientos y “perjudicar” a las numerosas familias que esperan una solución.

En similar sentido se pronunció la edil Marcela Linhardo, titular de la comisión de OySP del CD. Para ella, la propuesta del Ejecutivo facilita “un marco legal” para seguir avanzando en la normalización de las tomas y su falta podría tener repercusiones sociales negativas. A la vez, consideró que las críticas formuladas por Convocatoria Rural “no tienen nada que ver con el espíritu” del proyecto.

Sin embargo, la concejal se manifestó consciente de que la iniciativa ha causado posturas encontradas en el seno del propio oficialismo y por eso dijo que a esta altura no se prevé un despacho favorable.

19 artículos tiene el proyecto.

Y dos anexos. En el Banco de Tierras se contemplan los pasos, requisitos y condiciones para desarrollar el proceso de regularización de tierras.

LEÉ MÁS

Se viene otro aumento en los combustibles: la nafta subirá entre un 7 y 12% a fin de mes

Continúa el juicio por el homicidio de Eduardo Honores

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario