El Gobierno busca sellar la paz con los gremios

Pretenden acordar en diciembre una pauta salarial para el primer semestre del año que viene.

El gobierno de Río Negro pretende tener un 2019 tranquilo de cara a las elecciones provinciales y, con esa idea, convocará a los gremios a una reunión para la primera quincena de diciembre (se habla del lunes 10). La idea es acordar rápidamente una nueva pauta salarial para arrancar el año que viene sin conflictos.

Las negociaciones salariales traerían tranquilidad a todos los actores, aunque son muchos los aspectos en los que debería haber acuerdo, por lo menos para los primeros seis meses del 2019.

Te puede interesar...

El gobernador Alberto Weretilneck se encuentra por estas horas definiendo cuestiones electorales, como la fecha de las elecciones, la derogación de las PASO y un posible ballotage. Pero además de resolver esas cuestiones, también se ocupa de evitar conflictos en el Estado provincial por reclamos salariales. Es por eso que pretende arreglar con los gremios una nueva pauta hasta julio, con lo que se prevé que las elecciones podrían adelantarse a las nacionales.

Se espera que el Ejecutivo se acerque a la Mesa de la Función Pública con una apertura al diálogo importante y con un espíritu de generosidad, para evitar fricciones y el desánimo de los estatales en un año crucial.

Sin embargo, las negociaciones no son fáciles, ya que en la actualidad no hay una homogeneización del arco sindical. En ese sentido, las diferencias más claras son las que muestran ATE, hoy algo más dialoguista, y UPCN, que viene desaprobando sistemáticamente cada uno de los acuerdos logrados.

El gremio conducido por Juan Carlos Scalesi pidió que el bono de fin de año no baje de los 6 mil pesos, mientras que exigió un urgente aumento en las asignaciones familiares y en el ítem de vestimenta. Donde sí acordaron ambos sindicatos es en que la inflación de este año golpeó fuertemente a la clase trabajadora, que sufrió una importante pérdida del poder adquisitivo, por lo que buscarán revertir esta situación.

--> El pase a planta de 2800 estatales, uno de los principales caballitos de batalla

Otro de los ejes clave en los que trabaja el Ejecutivo es en el pase a planta de alrededor de 2800 empleados públicos, compromiso que asumió hace una semana en un encuentro en el que el gobernador Alberto Weretilneck recibió a las máximas autoridades de ATE.

El acuerdo comprenderá a los agentes contratados en todos los ministerios y organismos dependientes del Ejecutivo, órganos de control interno y entes autárquicos o descentralizados que ingresen a prestar servicios, incluso, hasta el 31 de diciembre de este año. Según el secretario general de ATE, Rodolfo Aguiar, este fue “uno de los mayores logros del año.

El acumulado de lucha es tanto que nos ha permitido en la provincia lograr el más alto nivel de estabilidad en el empleo público de las últimas décadas”. Paralelamente, el dirigente aprovechó este hecho para lanzar una nueva campaña de afiliación al gremio que él conduce. “Todos los contratados que todavía no lo hayan hecho tienen que afiliarse al sindicato para que todos los esfuerzos que se realizan no sean en vano”, remarcó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario