El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
39% Hum
LMCipolletti Agustina

El cuerpo de la joven Agustina ya regresó a La Pampa

La ablación de sus órganos terminó y salió muy bien. Los médicos pudieron extraer su corazón, riñones, hígado y un pulmón para salvar vidas.

El operativo que inició el martes por la noche para extraer órganos y corneas del cuerpo de Agustina Fernández, la estudiante de Medicina que mataron a golpes, terminó bien el miércoles por la tarde, tras lo cual se dispuso todo para su traslado hasta la ciudad de La Pampa, de donde era oriunda la joven de 19 años.

Sus padres también regresaron a La Pampa para velarla y darle sepultura.

Te puede interesar...

"Lo único que esperamos ahora es que se encuentre al verdadero responsable y se haga justicia para darle consuelo a la familia, sobre todo", expresó la directora del hospital local, Claudia Muñoz.

Operativo de ablación WEB02.jpg

Del operativo multiorgánico participaron alrededor de 10 médicos, más todo el personal de salud que se ocupó de la logística para que el trabajo fuera efectivo y coordinado, desde la noche del martes.

Conforme lo previsto, Muñoz detalló que se logró salvar el corazón de Agustina, sus riñones, un pulmón y el hígado. También las corneas. "Todos los órganos ya fueron trasladados por la gente del Cucai a Buenos Aires", agregó la autoridad sanitaria, en diálogo con LMCipolletti.

Los receptores están listos, pero se desconoce por ahora cuál será el destino de los órganos que donó la joven asesinada, quien en vida manifestó su deseo de ser donante voluntaria.

Mientras sus padres regresaban a la ciudad de La Pampa, una multitud de gente en las calles reclamó seguridad y Justicia por la joven universitaria.

Lo que fue la marcha

La manifestación tuvo como punto de inicio la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional del Comahue, en Luis Toschi y Ruta 22, donde la joven de 19 años seguía la carrera.

En ese lugar se realizó un acto, en el que docentes y compañeros de la víctima lamentaron la dolorosa pérdida y reclamaron que la Justicia descubra y castigue al autor o los autores del hecho.

La columna, encabezada por un cartel que identificaba a la institución educativa y con la presencia de la rectora Beatriz Gentile y el vicerrector Paul Osovnikar, avanzó luego por Toschi hacia la plaza San Martín, donde se había otro numeroso grupo de vecinos, pues allí habían convocado la concentración.

Marcha Agustina - referente de Ni una menos

Desde allí transitaron el habitual recorrido por las calles céntricas que se efectúa en las protestas, con paradas en la sede de la Fiscalía, Yrigoyen y Villegas; luego en el municipio y finalmente en la Comisaría Cuarta, donde tras expresar consignas por seguridad y justicia, un grupo que se diferenció de la muchedumbre encendió una hoguera en la puerta y arrojó pintura roja en el frente. La acción generó un cruce de palabras con quienes no estuvieron de acuerdo con realizar esa medida.

“No es posible que no se pueda andar libremente por las calles. La impunidad y el olvido es el peor castigo que una sociedad puede soportar a lo largo de su historia”, expresó Gentile, y subrayó que el compromiso de aquí en adelante será “hacer lo posible para que los responsables de estos crímenes” sean castigados.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario