Los delincuentes, de 20 y 21 años, rompieron la vidriera de un comercio del centro y así provocaron que se activara la alarma. Esto alertó a la Policía que llegó rápidamente al lugar.

Allí no encontraron a nadie, pero detectaron los destrozos provocados en el frente del local. Por ese motivo iniciaron un operativo de rastrillaje en la zona, para tratar de detectar y aprehender a los malvivientes.

La búsqueda no tardó demasiado, ya que a los pocos minutos visualizaron a dos sujetos en actitud sospechosa caminando por la vía pública, muy cerca del comercio violentado. Cuando estos jóvenes se percataron de la presencia policial intentaron darse a la fuga corriendo, pero fueron alcanzados a los pocos metros. Luego de una intensa persecución, que duró varias cuadras, se logró interceptar a ambos sospechosos.

Pero los delincuentes, lejos de aceptar la derrota, agachar la cabeza y subir al patrullero, intentaron impedir la detención y agredir a los uniformados. Luego de este enfrentamiento, nuevamente trataron de darse a la fuga, pero no lo lograron y finalmente fueron identificados y derivados la comisaría del centro. Se solicitó la presencia del personal del Gabinete de Criminalística y se notificó al propietario del comercio sobre lo ocurrido. La causa quedó en manos del Juzgado de Instrucción Nº 2 y la Unidad Fiscal Temática Nº 2.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario