El clima en Cipolletti

icon
Temp
75% Hum

Doctor y profesor César Fernández, su vasta trayectoria

Se desempeñó en distintos establecimientos de enseñanza media y terciaria - neuquinos y rionegrinos-  y en la Universidad Nacional del Comahue. Primer Integrante de la Academia Nacional de Letras por la provincia rionegrina. Ciudadano Ilustre de Cipolletti.

La trayectoria del doctor y profesor César Fernández ha sido publicada en distintas oportunidades y por diferentes medios. Pero hoy lo homenajeamos porque sus amplios conocimientos de hombre de letras, investigador y evaluador han permitido acrecentar los conocimientos en el idioma, en la lengua mapuche, en fin, en la investigación desarrollada a través de su región que apropió y enriqueció.

Nuestro homenajeado, hijo de César y Melchora, nació en una localidad ubicada entre Ingeniero Huergo y Godoy, en una chacra frente al tanque de agua del ferrocarril, donde los abuelos maternos eran medianeros. Era 1940. “Me anotaron en Huergo porque Godoy no tenía registro civil y a los pocos días vinimos a Stefenelli, donde pasé mi niñez y adolescencia junto con mis padres y mis hermanos Mabel y Jorge. Terminé la escuela primaria en el colegio San Miguel y la secundaria en el Domingo Savio de Roca. Años felices en una inmensa familia que se esparcía por todo el Alto Valle. Fui el primer egresado del Domingo Savio en estudiar una carrera de profesorado”, relató.

Te puede interesar...

César se trasladó a La Plata, y en la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional realizó sus estudios: “La mayoría de mis compañeros se graduaron en las universidades y algunos se dedicaron a distintos actividades administrativas y comerciales. Fueron años geniales, igual que los pasados en la universidad. Tuve que trabajar para costear esos estudios y así me inicié en la práctica docente como Profesor en Letras",recordó sobre sus estudios.

"Ya egresado me casé con Susana Mollinari, compañera de Facultad, y al poco tiempo una beca me permitió realizar un posgrado en España, estudiar en la Universidad Complutense de Madrid y conocer a los parientes Sánchez (maternos) que provenían de Ávila y a los Fernández (paternos) de la provincia de León. De regreso a La Plata finalicé el doctorado en Letras. Los setenta fueron años difíciles y decidimos regresar al Valle, me pude incorporar como docente en la Universidad Nacional del Comahue y trabajar en una investigación sobre alfabetización en comunidades mapuches”, detalló Fernández.

cesar fernandez libros.jpg

En primera persona, Fernández recordó: “Decidimos vivir en Cipolletti. El trabajo en la Universidad dio como resultado la publicación de una serie de libros de investigación (Relatos y romanceadas mapuches, Cuentan los mapuches, Ülkantun cancionero mapuche, Hablar paisano, La escuela rural, Los nombres de la tierra patagónica, Diccionario de gentilicios rionegrinos, Patagonia y patagónicos, Interculturalidad en contexto mapuche, la novela Elmez bandoleros en Patagonia) así como un centenar de artículos, notas y reseñas en revistas académicas y de difusión general. También incursioné en el cine documental junto con Alberto Vilanova y en la elaboración de documentales sobre temática mapuche y de material didáctico para docentes del área de lde la provincia de Neuquén. Me jubilé como investigador y profesor titular regular exclusivo en el año 2008 en la Facultad de Ciencias de la Educación donde me desempeñara como docente de Lengua y como director de Posgrado”.

Lo hecho se acumula: una vida dedicada a la familia, un hijo, Sebastián, a la docencia y a la investigación. Colaboró en estudios sobre interculturalidad con colegas de la Universidad Católica de Temuco. Fue el primer integrante de la Academia Argentina de Letras por la provincia de Río Negro y este año se cumplen 20 años de su nominación para formar parte de esa institución. También participó en varios proyectos internacionales de investigación vinculados con la temática mapuche (literaria, educación y lingüística) y la lengua española. Además, fue profesor titular de la Universidad Nacional del Comahue.

cesar fernandez libros(3).jpg

Fue becario de los gobiernos de España y México, de la OEA y de la UNLP. En agosto del 2003 fue declarado Ciudadano Ilustre de Cipolletti. Los temas en que se ha especializado están ligados a lo regional, sobre todo la cultura mapuche y el habla en particular. Anotó y grabó las palabras y expresiones que eran desconocidas en materia lingüística pero que forman parte de la realidad de muchos. Es conocido en la región y el país por sus trabajos sobre la lengua mapuche. Como miembro de la Academia Nacional de Letras participa en la confección de diccionarios y en aquellos aspectos que tengan que ver con usos discutidos y para los cuales la Academia tiene un diccionario de dudas frecuentes. El rionegrino podrá aportar su punto de vista para luego realizar la discusión general en los plenarios de la institución.

"He trabajado sobre el castellano de esas regiones, en la confección de un diccionario de regionalismos, que son las palabras distintas que no se emplean en ámbitos urbanos". Reconoció que hasta él se sorprendió por la riqueza de vocablos que aparecieron en su contacto con la gente: "he tomado siempre los sectores más descuidados del ámbito social. Entiendo que la tarea del lingüista es una tarea de rescate del habla de aquellos que nunca son escuchados", enfatizó.

cesar fernandez libros(2).jpg

Se puede inferir que su manera de ver la lengua da lugar a la “Democratización lingüística”. Trabajó en la Facultad de Ciencias de la Educación, donde tuvo a su cargo las cátedras de Didáctica de la Lengua I y II y el Seminario de la Lengua. Fernández ha trabajado en programas de educación a distancia para docentes de escuelas rurales y de comunidades mapuches. Fue evaluador de proyectos de investigación del Conicet, socio fundador de la Sociedad Argentina de Lingüística, integrante de la Asociación de Lingüística y Filología de América Latina y de la Asociación Internacional de Lectura, entre otras actividades.

Hoy lo homenajeamos porque su trayectoria en pos de la educación valletana ha sido fructífera y sus trabajos de investigación y libros escritos acompañan a todo aquel que quiera profundizar en sus huellas y, por sobre todas las cosas, porque en estos tiempos que corren es extraño y humanamente bello que aún existan personas como él.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario