LMCipolletti trans

Diputada rionegrina presentó la nueva Ley Integral Trans

La norma exige al Estado garantizar el acceso a la educación, salud y el trabajo formal a la población trans. Propone una jubilación especial, y reconocer a las infancias pudiendo acceder a tratamientos.

La Diputada Nacional por Río Negro, Ayelén Spósito, presentó en el Congreso un nuevo proyecto de Ley Integral trans para mejorar la calidad de vida de la población transgénero. Entre las propuestas incluye un registro, el acceso total a la salud, educación y trabajo, y el pago de una jubilación. Además, las infancias trans podrán acceder a tratamientos sin mínimo de edad.

Si bien la autora de la iniciativa es la rionegrina que integra e bloque del Frente de Todos, el proyecto tiene el acompañamiento de un gran número de diputados.

Te puede interesar...

En diálogo con LM Cipolletti, Spósito contó que el proyecto está pensado para que sea realmente integral. “Con la Ley de Identidad de Género de 2012 creíamos que habíamos solucionado un montón de cosas, pero con los años advertimos que las personas trans continúan sin acceso a la salud y la vivienda digna, y son excluidos de infinidad de lugares como la educación. Por eso es interesante que cada año podamos incorporar modificaciones a la norma para continuar derribando barreras”, explicó.

Agregó que una de las incorporaciones es la de un reconocimiento económico. “La expectativa de vida de las personas trans sigue siendo de entre 35 y 40 años y es muy difícil que sean incluidos en el círculo del trabajo registrado. Al ser excluidos de la educación formal quedan resignados, sin posibilidad de acceder a un trabajo calificado y registrado. Por eso planteamos el reconocimiento accediendo a un salario mínimo vital y móvil, una especie de asignación. Este subsidio económico quedará sin efecto en caso de que la persona tenga un trabajo formal y perciba un salario”, afirmó la diputada.

Según la Artículo 69 sólo será para personas trans mayores a 40 años. “El importe de la asignación es el equivalente a una jubilación mínima. El goce del mismo será compatible con otros ingresos que no superen el equivalente a dos jubilaciones mínimas”, detalla el proyecto.

La educación y la salud son patas fundamentales de este proyecto. Por un lado se plantea poder acceder a la formación que habilitará luego un trabajo calificado, y también a la atención sanitaria, ya que muchos profesionales aún no saber cómo actuar ni conocen las normativas que protege a la población.

“Es un proyecto ambicioso, importante y urgente que sea tratado. Cuidar, proteger y capacitar a las personas, es el objetivo. Además, creemos importante también que se los incluya en la Educación Sexual Integral, que en cuestiones de género está muy atrasada. Este es el momento ideal para generar estas instancias de debate desde el Estado”, relató Spósito.

Agregó que además, las organizaciones políticas deben dejar que los espacios de poder también sean ocupados por personas trans, que históricamente fueron relegados. “Ornella Infante es un ejemplo a la cabeza del Inadi. El Gobierno Nacional da muestras concretas desde lo discursivo pero también lo lleva a la práctica, y a eso apuntamos”, agregó.

Ayelen Sposito
El proyecto se debatió con integrantes de varias organizaciones.

El proyecto se debatió con integrantes de varias organizaciones.

Tratamientos de readecuación con cobertura completa

En el escrito se garantiza el acceso gratuito a procedimientos y tratamientos de psicoterapia, terapias hormonales, cirugías plásticas sobre mamas y torso, o cirugías de reasignación sexual. Podrán acceder a intervenciones quirúrgicas totales y parciales, o tratamientos integrales hormonales para adecuar su cuerpo, incluida su genitalidad, a su identidad de género autopercibida, sin necesidad de requerir autorización judicial o administrativa.

Las cirugías comprenden mastoplastía de aumento, mastectomía con o sin liposucción del área mamaria, gluteoplastía de aumento, orquiectomía, feminización facial, cirugía de implante capilar, penectomía, vaginoplastía, clitoroplastía, vulvoplastía, anexohisterectomía, vaginectomía, metoidioplastía, escrotoplastía y faloplastía con prótesis peneana, entre otras.

Niños trans no tienen mínimo de edad para recibir tratamientos

También se reconoce y garantiza la atención de niños, niñas y adolescentes trans. No hay requisito de edad mínima, y gozan del derecho a recibir el tratamiento médico y psicológico que posibilite tanto el desarrollo libre y pleno de su identidad de género, como la modificación corporal para la expresión de género deseada. Se garantizará especialmente el acceso a todas las terapias e intervenciones.

Todos los sistemas de salud pública o privada deben garantizar las prestaciones. Deberán ser brindados de manera suficiente, accesible y oportuna, con cobertura del 100 por ciento de su costo. Además, cualquier práctica que impida o posponga en forma arbitraria el acceso a dichas prácticas contra la voluntad de la persona trans será considerada mala praxis médica.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

5.7692307692308% Me interesa
3.8461538461538% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
90.384615384615% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario