El clima en Cipolletti

icon
16° Temp
29% Hum
LMCipolletti San Antonio

Desopilante disputa de lobos marinos en Puerto San Antonio Este

Buzos profesionales que sacaban una red atrapada en un barco pesquero fueron testigos de la lucha por el alimento bajo el mar.

La posibilidad de trabajar bajo el agua permite presenciar escenas protagonizadas por sus habitantes que llenan de asombro. Como los documentales que se ven en televisión o los videos que logran aficionados.

Un autorizado para hablar del tema es Luis Tony Brochado, el buzo profesional de San Antonio Oeste de reconocida trayectoria en el mundo sumergido, autor de “Vida de Buzo”, un emocionante libro en el que cuenta algunas anécdotas de su experiencia laboral, y que amplió en una segunda edición.

Te puede interesar...

Tranquilamente, Brochado podría escribir otro libro para agregar nuevos relatos. Reporta comezón literaria, pero además por su constante actividad sigue juntando historias para narrar, y encima ahora gracias a la tecnología puede documentar lo que ve.

Eso mismo sucedió días atrás en el pontón flotante del puerto de San Antonio Este, donde opera la flota pesquera, que comparte lugar con una colonia de lobos marinos.

Resulta que al barco Columbus pescaba merluza al sur de Las Grutas, a la altura del Fuerte Argentino, y se le enrolló la red en las dos hélices que lo impulsan.

Debido a que había quedado sin motor, otra embarcación debió remolcarlo al puerto para quitar la red que le permita seguir navegando.

La solución requiere de especialistas, y aquí entra en acción la empresa Salvamento y Buceo El Austral, dirigida por Brochado, con el acompañamiento de su hijo Marcos y Walter Wiciak, ambos también con habilitación profesional para desarrollar la actividad. Se hicieron conocer en la zona cordillerana por un reflotamiento.

Lo curioso sucedió cuando se tiraron al agua notablemente transparente para comenzar la extracción, y varios lobos marinos, integrantes del grupo que pulula entre el pontón y punta Villarino (a poca distancia), descubrieron que en el interior de la maraña habían quedado algunas merluzas.

Lobo operativo desenrollo Set 20 B.jpg
Los lobos son curiosos. Aquí el buzo se arroja al mar, y uno sigue sus movimientos desde el agua.

Los lobos son curiosos. Aquí el buzo se arroja al mar, y uno sigue sus movimientos desde el agua.

Sin temor a la presencia humana fueron con total decisión por los pescados, exhibiendo instantes de la competencia alimentaria que se da en el medio natural.

La secuencia fue filmada con la cámara GoPro que llevaba Marcos, y esas imágenes –que rememoran una fábula animada- acompañan este artículo.

Todo arranca cuando uno de los lobos escarba la red para sacar un pescado. Pero cuando está por lograrlo aparece otro y se lo roba. Con un ágil movimiento el rapaz se dispone a marcharse satisfecho con el bocado. Sin embargo, surge un tercer lobo con máxima velocidad y termina quedándose con la presa.

Como el antiguo cuento de los deditos y el huevito, pero con un par de actores menos.

Lobo operativo desenrollo Set 20 C.jpg
Ni bien descubrieron que la red tenía merluzas, las fueron a comer.

Ni bien descubrieron que la red tenía merluzas, las fueron a comer.

“Zafado”

El enredo en las hélices no es desconocido en el mundo de la navegación. La empresa de Brochado la ha concretado en distintas oportunidades.

Este tipo de incidentes ocurren cuando la red alcanza la embarcación y las aspas del mecanismo en pleno funcionamiento la captura y la enrolla.

Puede ser por alguna falla del motor o la fuerza de la corriente marina o el viento arrastra la malla hasta la nave.

La maniobra de desligar las cuerdas de las paletas se conoce en la jerga como “zafado”, explicó brochado. Hay distintas técnicas para instrumentar, según el caso. Si es grave pueden cortar partes con “oxicorte”, un procedimiento similar a la soldadura, y que puede inutilizar para siempre la red.

En esta oportunidad con el Columbus no fue tan severo. Alcanzó con cortar algunas partes, lo que permitirá, previa reparación, seguir pescando.

Buzos de San Antonio Oeste.JPG
De izquiera a derecha: Walter Wiciak, Tony Brochado y su hijo Marcos. El equipo de Salvamento y buceo El Austral.

De izquiera a derecha: Walter Wiciak, Tony Brochado y su hijo Marcos. El equipo de Salvamento y buceo El Austral.

Emerger y sumergir

El equipo de buzos que dirige Brochado logró reflotar en febrero de este año al velero “Canela”, que se había hundido en el lago Nahuel Huapi, en Villa la Angostura.

La nave, de 11 metros de eslora, se encontraba a unos 9 metros de profundidad y a 40 de la costa.

Pare recuperarlo, elevaron la embarcación con globos especiales llenos de aire, y una vez que comenzó a emerger, la amarraron a un cabo y la arrastraron hacia la orilla con una máquina vial, mientras que con una bomba de achique desagotaron el agua del interior. Fue un logro que logró grandes elogios.

La firma también ha sido reconocida por su participación en los hundimientos de los cuatro barcos que componen el Parque Submarino de Las Grutas, operativos que fueron considerados exitosos por especialistas de distintas partes del mundo.

Embed

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

25% Me interesa
75% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario