El clima en Cipolletti

icon
Temp
65% Hum
LMCipolletti Renata Camadro

Renata Camadro, la jugadora que se formó en Cipolletti y debutó en primera

Renata Camadro jugó sus primeros minutos en Independiente, mientras que continúa con la carrera de Educación Física en La Plata.

Renata Camadro es exponente del fútbol regional a nivel nacional y se va ganando su lugar en las grandes ligas del país. Con 18 años, llegó a Independiente de Avellaneda, ya ha vestido la camiseta de la selección en las divisiones juveniles y el último fin de semana se dio el gusto de debuta en la primera división con la camiseta del Rojo, en la igualdad sin goles frente a la UAI Urquiza.

“Finalmente ya di ese paso que tenía que dar, por el que peleé tanto y me esforcé tanto. Vengo jugando con reserva, incluso entrenando con reserva, alternando a veces con primera, pero no entrenando con primera completamente. Mis partidos solamente habían sido con la reserva”, explicó la cipoleña a LM.

Te puede interesar...

“Arranqué siendo titular en reserva y después empecé a conformar el banco. En los últimos dos partidos por suerte pude entrar y convertir gol, así que venía entrando con todo, a dar algo, a dar vuelta al partido trabado que no se nos estaba dando. Venía concentrada, enfocada. La semana pasada me citaron con primera a entrenar tres días, jueves, viernes y sábado. Me dieron la ropa entonces y dije, 'bueno, listo, me subieron a primera a entrenar oficialmente ya estoy'. Cuando dieron la convocatoria de reserva, yo no estaba en las convocadas y pareció muy raro. Unas compañeras del fútbol me dijeron, che, me parece que vas a primera fíjate. El sábado en el entrenamiento cuando dieron la lista de las convocadas al final dijeron 'Renata'. No me lo podía creer, los profesores me saludaron, les dije gracias y me dijeron esto te lo ganaste vos, esto es puro mérito tuyo y a seguir realmente esforzándote para seguir creciendo”, relató sobre la previa al debut.

Renata Camadro y el debut en primera

Independiente está noveno con 14 puntos en 8 partidos y el entrenador Pablo Goglino es quien le dio la oportunidad. "El DT me llamó y me dijo ¿estás viendo el partido? le digo que sí y me dio las indicaciones. Desprenderme de la marca, no quedarme parada entre las centrales, también buscar las diagonales, los filtrados, como siempre me lo marcan los entrenamientos, con mis características más de corredora, de una nueve más ágil, más rápida”, comentó la jugadora sobre el momento anterior al ingreso.

“La verdad que fue hermoso, entré muy concentrada. Me da mucha risa porque en las fotos siempre tengo una cara de enojada, pero es mi cara de concentración. Entré y me corrí la vida, subí, bajé, me fui de un lado a otro”, dijo.

renata camadro 2.jpg

Los primeros minutos en la elite son inolvidables, porque además de lo personal Renata está representando a su ciudad y también a la región. Hay mucho esfuerzo detrás y las emociones están a flor de piel. “La verdad que estoy muy contenta, mi familia me vio, mis amigos. Mis seres queridos me felicitaron y estoy muy contenta por todo. Les mando un saludo y obviamente representando a Río Negro y a Cipolletti y al Valle, que me vio dar los primeros pasitos".

La ahora jugadora profesional agradeció a "mis compañeras, las más cercanas me felicitaron, la capitana me dijo que entré muy bien, que le meta. Habíamos hablado muchas veces que esto es esfuerzo, mucho sacrificio, y es meterle todos los días entrenamiento, entrenamiento. Ahora que ya se me dio es mantenerlo y seguir para adelante”.

Surgida en La Cantera del Barrio San Lorenzo y Pillmatún, pegó el salto primero a las divisiones menores de Estudiantes de La Plata y tras el paso por el Pincha llegó al Rojo. En cuanto al cambio de categoría, Renata contó que es diferente "en todo sentido, desde los entrenamientos hasta el partido en sí, es un ritmo de mucho más roce, mucho más desgaste físico. Yo sé que estoy para darlo, incluso en la reserva venía pensando, le había comunicado a los profes y a algunas compañeras de esto, de pensar que estaba para más. Creo que estoy para dar más, para esforzarme más, para más ejercicio en los entrenamientos, así que, obviamente me siento preparada para afrontar todo lo que conlleva estar en la primera, tanto para jugar como para los entrenamientos”.

Además de cumplir su sueño de debutar en primera y tener la ambición de vivir del fútbol, Camadro no deja de lado la parte académica

“Amo lo que estudio, educación física, vengo a la mañana todos los días a la facu, estoy haciendo un par de materias, ya estoy en segundo. A la tarde me voy directo a entrenar, me tomo el tren de La Plata hasta Avellaneda, que es una hora y media de viaje, casi dos. Hago las dos cosas y a las dos le meto. Obviamente cuando estoy por rendir, trato de meterle a la facu. Tiene más peso en la balanza del fútbol, pero se puede”, finalizó.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario