Denuncian la matanza de animales en un barrio de Neuquén

Vecinos dicen que varios perros del barrio murieron envenenados.

Alejandro Olivera

olivera@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Neuquén. Los vecinos de Villa Ceferino se encontraron con una macabra sorpresa antes de irse a dormir el martes por la noche. Una decena de perros aparecieron desperdigados en la calle con evidentes signos de envenenamiento. En diálogo con este medio, advirtieron que esta no es la primera vez que alguien realiza una matanza de este tipo.

El personal de la Comisaría Tercera llegó a la brevedad para retirar los cuerpos, que habían quedado desparramados en la calle Facundo Quiroga, mientras los niños del barrio lloraban desconsoladamente por el cruel asesinato de sus mascotas.

Los vecinos aseguraron que desconocen qué clase de compuesto químico usó el autor del hecho, pero detallaron que mata a los perros en cuestión de minutos. De hecho, no lograron atenderlos porque los animales comenzaron a desplomarse cuando intentaban volver a sus casas. “No es la primera vez que pasa. Alcanza con que aparezca una perra en celo para que los machos que la siguen amanezcan muertos a la mañana siguiente”, contó una mujer.

Los vecinos están preocupados ante la posibilidad de que sus hijos puedan intoxicarse con estos químicos que arrojaron para matar animales.

Lo que llamó la atención es que también aparecieron pájaros muertos, con lo cual presumen que utilizaron un potente químico. Benedicto, un vecino de la calle Encina, precisó que la mañana de ayer se encontró con su gato enfermo, con problemas de incontinencia y debilitado. “Había salido la noche anterior y hoy apareció con un pajarito en la boca. No se murió, le estamos dando leche y está tomando mucha agua”, detalló.

“A mí ya me mataron dos perros, aunque no sé si fueron envenenados o les dieron vidrio molido. No tienen por qué hacer eso, por más que la gente los deje en la calle”, dijo Benedicto, vecino damnificado.

Algunas personas también sufrieron extraños síntomas, como picazón en la cara y en la garganta. Esto despertó el temor de que sus hijos, que están de vacaciones y se la pasan jugando en la calle, se conviertan en víctimas al tocar algún objeto que esté contaminado.

“Se juntaron tantos perros por una perrita alzada, que parece que a alguien le molestó y los mató. Tenemos miedo porque le puede pasar algo a un nene”, dijo Samantha, vecina de Villa Ceferino

Recordaron que, al menos, hace cuatro años que envenenan a las mascotas, pero en el último año y medio no hubo un envenenamiento de tal magnitud. La matanza conmovió a todos los vecinos y despertó las sospechas de que conviven con un asesino de animales, ya que los perros siempre aparecen muertos en la misma cuadra.

Todos cuidan a los perros

En la calle Facundo Quiroga, entre Encina y Doctor Ramón, todos colaboran para cuidar a los perros. De hecho, a veces adoptan a los que aparecen en el barrio y los cuidan entre todos. Tal es el caso de Terry, también conocido como Cabezón o Tomy, un can que fue adoptado por los vecinos. “Se paseaba por las veredas de todos los vecinos de la cuadra, que le daban agua y comida. Lo envenenaron hace un año y medio atrás, entré a mi casa y al salir estaba fulminado”, contó Sonia, una conocida vecina protectora de animales. Aquel caso conmovió a todos los vecinos, pero no detuvo sus acciones solidarias con los animales.

20 minutos

Es lo que tarda el veneno en matar a los perros, según comentaron los vecinos del barrio a este medio. Primero comienzan con un comportamiento errático, luego con vómitos y terminan tirados con problemas respiratorios.

Un llamado de atención por tóxicos peligrosos. Mario Cippitelli, editor de la sección Ciudad

Aunque todavía no está confirmado y es materia de análisis por parte de las autoridades de Zoonosis, todo indica que los venenos utilizados para matar animales en el barrio Villa Ceferino serían materiales fosforados.

Se trata de químicos potentes con alto poder residual que antes eran utilizados para el combate de plagas y luego fueron prohibidos.

La manipulación de este tipo de productos es muy peligrosa, ya que pueden llegar a intoxicar a una persona con sólo tomar contacto con la piel.

La cantidad de animales muertos que aparecieron en el barrio da una pista sobre este tipo de venenos, pero además genera una alerta ante la posibilidad de que puedan llegar a verse afectados vecinos de ese barrio.

Un animal muerto con este tipo de veneno se convierte en un peligro mortal para cualquier persona o animal que tome contacto.

Es importante que las autoridades municipales realicen una campaña de difusión para alertar a los vecinos de que este tipo de prácticas puede llegar a terminar en una tragedia, más allá del acto inhumano que significa matar a una mascota.

Tomar conciencia y denunciar este tipo de acciones es un gran primer paso para mejorar la convivencia y calidad de vida de todos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario