Karina, mamá de uno de los jóvenes, explicó a LM Cipolletti que su hijo fue liberado alrededor de las 21:30 del sábado y que cuando lo fueron a buscar, tenía lastimaduras en todo el cuerpo. “Me dijo que lo agarraron entre cinco policías y que lo agredieron desde las 5 de la mañana hasta las 13. Más allá de lo que haya pasado o no, nada los habilita a actuar de esa manera”, confesó la mujer, que más tarde reflexionó: “Mientras yo dormía a mi hijo casi lo matan en la comisaría”.

Te puede interesar...

Todo comenzó con una violenta trifulca en un céntrico boliche cipoleño, de donde se llevaron a los chicos detenidos. Desde la Policía salieron rápidamente ayer a decir que un efectivo había sido agredido. Pero ayer el dedo acusador se volvió en contra de las fuerzas de seguridad, otra vez.

“Mi hijo sostiene que la pelea empezó en el boliche porque uno de sus amigos recibió una golpiza por parte de otros chicos en el baño. Cuando lo sacaron los patovicas, él y otro amigo salieron para acompañarlo y ahí continuó el altercado. Según ellos, la Policía no les dio tiempo a nada y los trasladaron directamente a la dependencia. Desde Fiscalía nos informaron que ya tienen un video de las cámaras de seguridad en el que se va a poder ver qué fue lo que sucedió en realidad”, contó Karina.

La mujer sostuvo que los testimonios de los tres jóvenes coinciden. “Ellos dicen que el personal se turnaba para entrar a golpearlos. Mi hijo tiene lesiones en la cara, las piernas, la cola y la cabeza y camina a duras penas. A él le pegaron entre cinco y me dijo que pensó que no iba a terminar jamás. A nosotros nadie nos avisó que estaban detenidos y tampoco los revisó un médico. Es indignante”.

“Él no es ningún delincuente. Somos una familia trabajadora y jamás me hubiera imaginado que estaba preso. Tiene 21 años, es mayor, había tomado pero sé que no hizo nada”, aseguró la mamá.

Por su parte, Javier -padre de otro de los detenidos, de 22 años- hizo hincapié en que los tres dijeron lo mismo, que “los agarraron afuera del boliche, los metieron adentro del patrullero en seguida y les pegaron entre cinco y siete policías adentro del calabozo”.

“Mi hijo tenía toda la cara golpeada y cuando salió lo tuvimos que llegar al hospital porque no podía ver, le habían destruido un ojo. El certificado policial dice que los chicos tienen algunos raspones, pero nos dijeron que iban a tener que iniciar una investigación”, concluyó el hombre.

Según informaron los familiares de los jóvenes, ayer realizaron la denuncia en Fiscalía por la golpiza que recibieron en el interior de la Comisaría Cuarta y aseguran que ya están investigando al personal que participó del hecho. Mañana volverán a las dependencias judiciales para ver cómo sigue el tema.

“Mientras yo dormía, a mi hijo casi lo matan en la comisaría. Fiscalía ya tiene un video de las cámaras de seguridad en el que se va a poder ver qué fue lo que sucedió en realidad”. Karina. Mamá de uno de los jóvenes que denunciaron agresión policial

“No sabe qué le hicieron firmar”

Karina, la mamá de uno de los jóvenes supuestamente agredidos por la Policía, expresó su preocupación porque, según relató su hijo, los efectivos que lo golpearon lo obligaron a firmar un papel pero desconocen su contenido. “Lo llevaron a Fiscalía, le hablaron de un juicio, no entendemos nada. Él no sabe qué fue lo que firmó, y lo hizo porque si no, no iban a dejar de golpearlo. Por suerte están las cámaras, que nos van a ayudar a entender todo esto”, comentó la mujer, quien aseguró que buscará justicia.

LEÉ MÁS

Batalla campal afuera de Shamrock terminó con un policía herido y tres detenidos

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario