Denuncia que lo multaron sin razón por estacionar

Un comerciante criticó la acción de un inspector de la empresa Altec.

Para el comerciante Rafael Puchi, la mañana de ayer le deparó una sorpresa más que desagradable. Es que un inspector del sistema de estacionamiento medido y pago le aplicó una multa por haber dejado su vehículo, en San Martín 210, sin abonar el monto exigido para poder hacerlo. Pero el hecho es que Puchi recién había llegado al lugar, donde no había estado más de dos minutos, cuando el período de tolerancia es de 15. Sin embargo, la inflexibilidad demostrada por el inspector y por los responsables del servicio no le dejó más margen que decidirse a efectuar una denuncia pública para advertir a la comunidad ante posibles arbitrariedades.

Puchi, propietario de la tradicional pizzería El Raffa, ubicada también en calle San Martín, tiene el hábito riguroso, y siempre necesario para su labor, de guardar los tickets de las compras que efectúa habitualmente para su actividad. En base a tal material documental está en condiciones de comprobar casi en forma cronometrada sus movimientos. Es que en las facturas constan los horarios de las operaciones, lo que ahora le permitirá reconstruir en su descargo los tiempos que confirman sus planteos, por más que el inspector le dijera, con soberbia, que las máquinas fiscalizadoras son infalibles.

Los acontecimientos se dieron así. A las 9:58 el representante de Altec le labró un acta de deuda por los 12 pesos que se cobran por hora de estacionamiento, más 300 pesos por la tasa de actuación administrativa, es decir, la multa por haber estacionado sin abonar.

Sin embargo, según los horarios que sustentan la defensa del comerciante, es prácticamente imposible que haya podido permanecer más de 2 minutos hasta entonces en el local de Herrafer, junto al cual había parado su auto, un Fiat Palio. Y menos aún que haya superado los 15 minutos de tolerancia para no ser castigado.

Puchi partió de su local, ubicado en San Martín 430, hacia Neuquén a las 8:30. En la vecina capital pasó por el supermercado Coto, en Dr. Ramón 291, donde el ticket de lo que adquirió marca las 9:01. Luego estuvo en la papelera neuquina Papenvas, donde el registro de la factura de compra estampó las 9:37. Tras estas actividades, volvió a Cipolletti, haciendo un alto en el local Barbosa Hnos., donde el comprobante que le hicieron indica las 9:54. Así las cosas, que la sanción que le confeccionaron sea a las 9:58 resulta inconcebible. No dan los tiempos para justificarlo.

Luego de discutir con el inspector, quien mostró cierta “soberbia” en su comportamiento, el afectado se trasladó a una oficina de la prestataria del estacionamiento pago, donde la conducta de la persona que lo atendió no fue distinta. Para ellos, sus máquinas de control son infalibles. Ahora tiene 5 días hábiles para retrucar o hacer el pago. Cuando rechace la multa, tendrá que esperar 15 días más para una resolución.

Al comerciante le aplicaron una multa tras haber estacionado, pero asegura que no hizo nada incorrecto para ser sancionado.

“Los empleados de Herrafer se ofrecieron de testigos del poco tiempo que estuve. En la empresa del estacionamiento tendrían que ser menos soberbios y atender lo que uno dice”. Rafael Puchi. Comerciante que denunció una sanción injusta

Solidaridad de la Cámara de Comercio

Desde la Cámara de Industria y Comercio, su titular, José Luis Bunter, se solidarizó con el gastronómico Rafael Puchi y destacó que la empresa Altec tendría que extremar los cuidados para no disponer sanciones indebidas. Expresó que la entidad se mantendrá alerta ante una eventual repetición de este tipo de situaciones. De hecho, el propio Puchi le informó de un caso similar ocurrido a otro automovilista. Y habría más episodios en que los responsables del estacionamiento se habrían equivocado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario