Demandarán al Municipio por unos $14 millones

Los dueños de una chacra incendiada en 2017 lo acusarán por daños y perjuicios.

Los propietarios de una chacra que resultó afectada por los grandes incendios rurales de agosto de 2017 empezaron una demanda contra la Municipalidad por abandono y falta de respuesta a sus pedidos de ayuda ante las considerables pérdidas que sufrieron y que los han llevado a la ruina. Le reclamarán a la comuna un monto que rondará los 14 millones de pesos.

La familia Rodríguez está literalmente “en la lona”, enfatizó Zulma, una de los dueñas del predio de 12 hectáreas donde había plantaciones de perales. La mayor parte de la extensión se vio totalmente dañada por las llamas y otra parte, en forma parcial.

Te puede interesar...

Los damnificados les solicitaron en varias ocasiones al intendente Aníbal Tortoriello y al funcionario Roberto Bianchi que les brindaran alguna colaboración para poder salir adelante, con resultado siempre negativo. Además, les plantearon que les permitieran lotear una chacra vecina también de su propiedad y que no está en producción hace ya tiempo, a consecuencia de la profunda y prolongada crisis frutícola. Tampoco se les habilitó esta alternativa.

A la vista de los hechos, los Rodríguez resolvieron consultar con un abogado y, tras analizar detenidamente la situación, decidieron presentar la millonaria demanda contra el Municipio. El monto que le exigirán será de unos 12 a 14 millones de pesos, expresó Zulma, quien destacó las pésimas condiciones económicas en que ha debido desenvolverse su familia tras el desastre que causaron el fuego y el viento de hace casi un año.

La chacra afectada está ubicada a la altura de las calles rurales Rimmele y B19, en el barrio Santa Elena, al noreste de Cipolletti. Los perjuicios del incendio fueron comprobados por técnicos de Fruticultura y una escribanía constató también lo ocurrido.

La acción judicial le imputará a la comuna su inacción y el daño, el perjuicio, el lucro cesante y el daño moral que ha debido soportar la familia damnificada. En todo el tiempo transcurrido desde el desastre, ni el intendente Tortoriello ni sus funcionarios han impulsado medidas para socorrer a los afligidos chacareros.

Según Zulma, el actual director general de Desarrollo Territorial, Roberto Bianchi, llegó a decirles en cierta ocasión que “reconvirtamos y plantemos pasto”. El funcionario quiso desvirtuar después esta afirmación en presencia de Tortoriello pero la familia Rodríguez le dijo que lo habían grabado.

Una familia acorralada por la malaria

Economía arruinada

La familia Rodríguez tiene dos chacras en el barrio Santa Elena. Las tierras fueron adquiridas en 1967, es decir, hace más de 50 años. Como chacareros, hoy están quebrados y no pueden volver a apostar a la producción. Su situación económica es alarmante.

Tampoco hay permiso

Además de la chacra quemada, los propietarios cuentan con un predio de 10 hectáreas sin producción. El Municipio no les deja lotearlo (172 parcelas) pese a que Santa Elena es un barrio y debería tener los servicios básicos y posibilidad de urbanizar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario