Del miedo y los rezos a llevar risas al hospital

Su hijo estuvo internado varios meses y hoy vuelve con campañas solidarias.

Por Guadalupe Maqueda - maquedag@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

Hace dos años y cuatro meses, Laura De Guevara rezaba por la vida de su hijo mayor, Luciano Obreque, el joven de 22 años que fue embestido por un conductor borracho en La Esmeralda y Venezuela. Ocurrió la madrugada del 30 de abril de 2017.

El brutal impacto lo dejó al borde de la muerte. Pasó 59 días en terapia intensiva –26 de ellos en coma– y tres meses internado en el hospital Pedro Moguillansky para recuperarse de un colapso pulmonar, una pelvis rota y otras fracturas; y salió de ahí con un certificado provisorio.

De ese tiempo bisagra, que no se olvida más, donde cada hora que pasa se agradece y de cada momento se aprende, Laura recuerda muy bien todo lo que vivió dentro del hospital. Las palabras de aliento de médicos y enfermeros, quienes al verla doblada de dolor le decían que Luciano iba a salir adelante. Recuerda el gesto amable de cocineras y auxiliares de limpieza. Las luces, los olores, los ruidos, la gente que concurre, otros pacientes. Todo la marcó.

“Hay que estar ahí adentro para saber qué se vive, lo difícil que es, porque no se te pasan más los días y la espera es infinita; porque vi muchas cosas esperando que mi hijo evolucione. Vi mamás caminando por los pasillos, horas y horas, calmando a sus hijos. Vi gente que no tenía nada para higienizarse, tomar agua y comer. Yo tenía todo el apoyo de mi familia, pero hay gente que está muy sola”, contó Laura.

Laura De Guevara encabeza acciones solidarias para acompañar a los pacientes y sus familias. “Sé lo que es estar ahí, son eternas las horas”, afirmó.

Por eso, desde hace dos años que devuelve un poco de humanidad al hospital donde pasó los momentos más duros de su vida. En fechas especiales, como el Día del Niño, regresa agradecida a los pasillos del Pedro Moguillansky donde, confiesa, ya todos la conocen y preguntan por Luciano. Hace pocos días, Víctor, su marido y compañero incondicional, la acompañó disfrazado de Sapo Pepe. Juntos entregaron bolsitas con golosinas y regalos para los chicos. Repartieron en el sector de pediatría, en el hall de entrada y también en la guardia.

“Sé lo que es estar ahí, son eternas las horas… Por eso quisimos cambiar su día, con poco, porque nada nos llevamos”, expresó.

Luciano, o Lucho, como le dicen, está muy bien. Hoy tiene 25 años. Alquila un departamento, trabaja y no le quedaron secuelas. Disfruta, hace boxeo y se puede desplazar sin problemas. “La gente que lo ve no lo puede creer. Es de Dios que Lucho esté así”, sostuvo Laura.

Incluso cuando todavía andaba en una silla de ruedas y a Laura le decían que no iba a volver a caminar, él se subió a una bicicleta y con eso comenzó a transitar por todos lados. “Yo viví mi duelo ahí adentro, con él, esperando que sus pulmones se limpiaran; y gracias a Dios, que existe y me lo demostró devolviéndome a mi hijo, salimos adelante. Su rehabilitación fueron las ganas de salir”, aseguró su mamá.

Un accidente puso en riesgo la vida de su hijo Luciano. Tras meses internado, se salvó y hoy toda la familia participa de eventos solidarios en el hospital. El último fue por el Día del Niño.
59 los días que el joven pasó en terapia intensiva

Tras ser embestido mientras estaba en un auto estacionado, Luciano estuvo 26 días en coma y, luego, otro mes en cuidados intensivos. Pasaron tres meses hasta que le dieron el alta.

Una lección de vida

De ese tiempo bisagra en los pasillos del hospital salió fortalecida y aprendió que “no nos llevamos nada (de esta vida)”, que “el tiempo no vuelve” y que no hay que postergar lo que uno quiere hacer para otro día. “Aprendí que hay que doblar las rodillas y pedir a Dios”, contó.

“Después de lo que pasé, cambié muchas cosas. Ya no dejó nada para mañana, nunca más, ni un llamado, ni una visita. Lo hago ahora. No programo nada, es un día a la vez”, agregó.

“Después de lo que pasé, cambié muchas cosas. Ya no dejo nada para mañana, nunca más, ni un llamado, ni una visita. Lo hago ahora. No programo nada, es un día a la vez”, dijo Laura De Guevara, Mamá de Luciano, atropellado en 2017

La familia y el trabajo, pilares

Laura es mamá de cuatro chicos. A Luciano, el mayor, lo tuvo cuando tenía apenas 14 años. Luego tuvo una hija, hoy de 22, un hijo de 17 y a la regalona de la casa, que tiene 7 años.

Ellos son su mayor tesoro, junto con Víctor, su marido. Y se siente muy agradecida también por el trabajo que tiene como empleada municipal. Por todo el aguante que le tuvieron, desde el intendente Aníbal Tortoriello para abajo, todo el acompañamiento que le brindaron sus compañeros fue clave mientras Luciano estuvo internado. “Conmigo se han portado muy bien”, concluyó.

Laura intenta olvidar al conductor. "Si no, no podés seguir", afirmó.

Trabajo comunitario como única condena

El automovilista responsable de chocar y dejar en grave estado de salud a Luciano no fue preso. La Justicia cipoleña resolvió en marzo de 2018 que su condena era cumplir con 200 horas de trabajo comunitario y otros requisitos de conducta. A su vez, se acordó una pena de 2 años y medio de prisión en suspenso por lesiones culposas graves y gravísimas, agravadas por el exceso de velocidad y la falta de habilitación en el carnet.

El condenado fue Luciano Jara, de 30 años, quien había intentado evitar un control de alcoholemia a bordo de su auto Fiat Weekend y, en medio de la fuga, chocó a un Ford Escort en el que viajaban cuatro personas. Dos de ellas, que iban en la parte trasera, fueron los que se llevaron la peor parte. “Luciano salió despedido por la luneta del auto y sufrió un neumotórax”, recordó Laura De Guevara, madre de la víctima.

Del condenado y la sentencia que le impuso la Justicia no quiere acordarse ni hablar. “Yo a Jara lo congelé en mi vida; si no, no podés seguir, te llenás de rabia y dolor”, confesó.

LEÉ MÁS

Brutal: atacó a mordidas a su novia y le arrancó parte del labio

Comenzó la instalación de los semáforos en la Ruta 22

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario