Definen el futuro del Limay

La Legislatura votará hoy el proyecto de expropiación del edificio.

Los padres y docentes del colegio Estación Limay esperan que hoy se apruebe la ley de expropiación del edificio que actualmente alquilan. El proyecto fue impulsado por el gobernador Alberto Weretilneck, con acuerdo de ministros, ante la negativa de la propietaria del inmueble de acordar la extensión del contrato de alquiler. La negociación se extendió por casi un año, pero la dueña del edificio no quiso acordar un nuevo vínculo, aseguraron desde el Ejecutivo.

Ayer hubo versiones sobre una negociación de último momento entre Marta Krause y referentes de la mutual que administra el colegio. Según las versiones, hasta se habría ofrecido un contrato de cinco años de duración para que el colegio siga funcionando y, al mismo tiempo, se pudiese avanzar con la construcción del edificio.

Te puede interesar...

Sin embargo, la comisión directiva del Limay negó que exista una nueva negociación. Y, además, aclararon que era imposible tomar una decisión antes de la sesión de la Legislatura ya que la postura debía definirse en una asamblea.

Las familias aseguraron que mostraron voluntad de diálogo durante casi un año, sin respuestas. Ahora, esperan la resolución de la Legislatura.

773 alumnos concurren al colegio Estación Limay, del nivel inicial al secundario.

La iniciativa de Weretilneck tuvo dictamen favorable, pero la mayoría de los integrantes del bloque del Frente para la Victoria no definieron si votarán a favor o en contra.

El colegio cipoleño cuenta con una matrícula de los 733 alumnos y 129 puestos de trabajo. Para el gobierno, todos están en riesgo de quedarse sin colegio si no avanza la ley de expropiación del inmueble ubicado en la calle Krause.

La iniciativa contempla que sean los socios de la mutual quienes se hagan cargo del costo económico del proceso de expropiación.

En una de las propuestas sobre la mesa de negociación, antes de que se diesen por terminadas, las familias ya habían analizado cuántos estaban dispuestos a hacer erogaciones de dinero por fuera de las cuotas para comenzar a construir su edificio en un terreno de la calle Vélez Sarsfield. Las respuestas fueron dispares, pero la comisión quería avanzar y pedía dos años más de alquiler para poder ejecutar las obras. Ahora, esa inversión se reorientaría, para pagar el dinero que se fije como compensación si se expropia el edificio.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario