El clima en Cipolletti

icon
Temp
51% Hum
LMCipolletti tierras

Cumple 12 años el mayor asentamiento cipoleño

El 9 de abril de 2009 se tomaron las tierras del Obrero A. Tras la expropiación, los vecinos gestionan los servicios. Junto al sector B, reúne a 622 familias.

El Barrio Obrero, uno de los asentamientos populares que más influencia ha tenido en la ciudad en la última década, cumple hoy 12 años de existencia, un tiempo de "mucha lucha y organización", a la vez que un tiempo de grandes logros y conquistas pero también de tristísimas tragedias. Con las tierras tomadas expropiadas y en proceso de urbanización, las numerosas familias del lugar pelean ahora por los servicios básicos.

El denominado sector A del núcleo poblacional se conformó un 9 de abril de 2009 con la toma de tierras fuera de producción al norte de Circunvalación, y pocos días después, en el mismo mes, se le sumó el sector B. En la actualidad, entre ambas partes, suman unas 622 familias, y toda el área se encuentra en proceso de urbanización y de regularización de sus servicios, sobre todo, el de la electricidad.

Te puede interesar...

La dirigente Lilia Calderón destacó que "estas tierras eran un basurero, un lugar horrible, rodeado de miedo, misterio y sufrimiento, ni hablar de la mugre". Sin embargo, "poco a poco lo fuimos transformando" y, acudiendo al debate en asamblea, los pobladores se pusieron de acuerdo para el trazado de calles, la provisión de agua y de un sistema precario de luz domiciliaria, y la definición de las manzanas.

Recordó que "pasamos por tres intentos de desalojo, amenazas, aprietes, inundaciones, vientos que nos levantaban y también la muerte que nos tocó de cerca. Vimos morir a vecinos por frío y por incendios, tragedia que nos marcó para siempre".

La denuncia judicial de la familia propietaria de las tierras tuvo respuesta favorable de la Justicia, pero la restitución del predio mediante el desalojo nunca se concretó. Finalmente, las tierras fueron expropiadas para matizar la pérdida.

No obstante, "acá estamos, empezando nuestro proceso de regularización ya como un barrio más de la ciudad. Pero somos diferentes, porque acá construimos poder popular, tenemos nuestro propio espíritu de lucha, y hay cosas que nunca permitimos y no vamos a permitir jamás como la violencia de género o vivir entre abusadores, violadores, ni narcos que le cagan la vida a nuestros hijos". Por eso, el tiempo transcurrido ha sido de "lucha y organización".

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
20% Me gusta
0% Me da igual
10% Me aburre
70% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario