El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
50% Hum
LMCipolletti Domingo Jaramillo

"Cuando digo que soy jockey, por ahí me miran sin entender"

Domingo Jaramillo es considerado como uno de las mejores corredores de caballos de la zona. Hace pocos años se instaló en Cipolletti. Dice que es un trabajo sacrificado pero que da muchas satisfacciones.

En las pistas hípicas de la región ya es habitual escuchar vitorear su nombre con el infaltable “viejo nomás”.

“Tuve la suerte de ganar varias carreras, incluso algunos clásicos lindos”, cuenta Domingo Jaramillo, un joven jockey oriundo de Chubut, hace unos pocos años radicado en Cipolletti, desde donde desarrolla su labor.

Te puede interesar...

Su historia es similar a la de otros muchachos que se convierten en jinetes profesionales.

Se crió con los caballos junto a su familia en un campo de Trelew y desde niño soñó con lo que hoy está viviendo. Cuando transitaba la adolescencia de mudó a la ciudad para trabajar como peón y variador en un stud del hipódromo. Allí estuvo cumpliendo esa labor, pero siempre con el objetivo puesto en correr y ganarse la vida con ello. Un momento que no olvida fue cuando a los 15 años le dieron la oportunidad de debutar en una prueba de “marcheros”, llamados así a los caballos que acompañan el entrenamiento de los que están en competencia. Son carreras que suelen realizarse al inicio de la jornada, muchas veces para completar el programa, cuando presenta un menú poco atractivo.

Domingo Jaramillo 4.jpg

De cualquier forma, para Domingo fue un arranque auspicioso, porque cruzó el disco en primer lugar y le señalaba el camino para concretar la ilusión de “hacerse monta”. Fue un mano a mano en el que fue “de bombacha y alpargatas” y no con el breche blanco y botas negras, indumentaria que identifican a los jockeys.

Un cuidador que vio su potencial y las escasas posibilidades de crecimiento que tenía en esa zona le aconsejó buscar nuevos rumbos para ganar experiencia. La oportunidad le llegó dos años después, con una propuesta de Cabo Alarcón, el haras ubicado en Guerrico que perteneció al ex gobernador Pablo Verani, y que en aquel entonces comandaba Gustavo Fabián, otro reconocido piloto de diez mil carreras.

Allí tuvo contacto con animales de mayor jerarquía, que “corrían adentro”, sintetiza en alusión a los hipódromos de Palermo, San Isidro y La Plata.

Poco después le tocó montar uno de esos ejemplares en una cuadrera. A partir de ahí, gracias a sus buenos rendimientos y seriedad -una virtud que en el ambiente se valora mucho- inició una trayectoria que hoy lo tiene como uno de los principales baluartes, con un futuro promisorio en la actividad.

Domingo Jaramillo 3.jpg

“Es un laburo de todos los días. No hay feriados. He pasado muchas fiestas y fechas importantes lejos de mi familia. Hay que trabajar duro y mantener buena conducta”, afirma Jaramillo.

Sus jornadas arrancan de madrugada, cuando parte en su vehículo que logró adquirir hacia el lugar previamente acordado. Puede ser el hipódromo de Neuquén o en otra cancha de la región, donde monta los ejemplares de acuerdo a plan del entrenador.

Después salir a correr a lugares distantes, con salidas que suelen durar varios días, lejos del hogar.

Pero el jinete también resalta que todos esos sacrificios se compensan con la satisfacción que inunda cuando toca la gloria. Y el “Domingo viejo nomás…!” suena como una caricia.

Jaramillo resalta que esta la forma de vida que eligió y de la que está sumamente orgulloso.

Cuanta que como es una profesión tan particular, se ha encontrado con gente que lo mira extrañado cuando debe indicar su ocupación laboral y dice que es jockey. “Por ahí no lo entienden”, admite también sorprendido. Entonces debe precisar: “Corredor de caballos”.

Domingo Jaramillo .jpg

“Buena monta y gran persona”

Daniel Chiachiarini es uno de los cuidadores más experimentados de la hípica regional, con patente que lo habilita a competir en los hipódromos oficiales con su stud “Albinegro”, en honor a Cipo.

Afirma que si bien Domingo no le corrió muchos de sus caballos, le tiene un gran afecto por su comportamiento y calidad humana.

“Es muy buena monta. Corre y gana en todos lados. Pero fundamentalmente es muy buen pibe, una gran persona”, enfatizó el popular “Chacha”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario