Cuál era el rol de Joaquín, el cipoleño involucrado

El joven cipoleño de 19 años tenía un rol clave adentro del club.

Joaquín, el joven futbolista de Cuipolletti, está acusado de tener un rol clave en la red de prostitución infantil. También se cree que podría haber sido víctima de los abusadores en algún momento.

El joven de 19 años tenía el objetivo de elegir a los menores, realizarles la propuesta económica, mientras que otros cuatro se encargaban de trasladarlos y de pagarles.

Según consta en la investigación, el cipoleño los elegía, se les acercaba, los marcaba y les hacía una importante propuesta económica. Luego Leonardo, Juan, Alejandro y Martín eran los que esperaban a los "elegidos", los subían a un auto y los llevaban para concretar los encuentros sexuales con los pedófilos.

Los chicos se enteraban a dónde iban recién en el camino. Habían dos domicilios que eran los más habituales, un departamento en el barrio de Palermo y una casa en San Isidro. Ahí, los chicos, de la Quinta y Sexta eran prostituidos.

Según relataron los encargados del club, "el cipoleño le presentó a la víctima de 14 años un hombre en el Shopping Walmart, de Avellaneda, y desde ahí se trasladaron en un vehículo hasta San Isidro, donde se llevó a cabo el encuentro sexual. Al menor le practicaron sexo oral y penetró al hombre a cambio de dinero".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario