El clima en Cipolletti

icon
Temp
60% Hum
LMCipolletti papel

Con el corazón verde de emprendedurismo

Loana hace terrarios, cuadros vivos y lápices ecológicos para plantar. Todo lo entrega en bolsas de papel de diario y arpillera que ella misma confecciona.

Desde los 17 años que a Loana Macedo le gustan las plantas, y siempre tuvo por sueño fundar su propio vivero. Ahora, a los 41, está feliz porque lo pudo lograr, y además de reproducir plantines y suculentas, se da el lujo de diseñar mini paisajes en terrarios y cuadros vivos.

Ella es una emprendedora que se arriesgó a dejar su trabajo de empleada de comercio para darle amor a las plantas que la rodeaban y hacer crecer su proyecto. “Participé en la huerta comunitaria del PRODA, donde he adquirido conocimientos sobre huerta y cultivo orgánico. Después me capacité en jardinería: tomé el curso anual en la Asociación Amigos de la Jardinería de esta ciudad”, cuenta la mujer, quien arrancó con Jardinería Loa en 2018.

Te puede interesar...

Desde antes de ese momento, ya todo cuanto sobraba o se iba a tirar en su hogar se convertía en macetas o macetines. Y sí, también afianzó un camino de sustentabilidad mediante el reciclado de objetos. “Es lo primordial; dejar de consumir en gran parte y dejar de depender de tercerizar para construir otros objetos. Es increíble la cantidad de materiales que se tiran; y el reciclado es una tarea difícil, pero me da mucha satisfacción ver el resultado final”, expresa Loa, que entrega los productos en bolsas de papel de diario y de arpillera que confecciona manualmente.

Con dedicación, pasión y compromiso, Loana crea cada uno de los mini viveros que ofrece en su emprendimiento. Pero, a medida que fue pasando el tiempo, agregó otras manualidades, motivada por sus compañeras de feria de La Casita Emprendedora. “Ahora coso banderines, bolsas institucionales, hago cajones de siembra, kits de cultivo, eco-lápices plantables y por supuesto, barbijos”, relata.

SFP_-Loa-emprendedora-(1).jpg

La unión hace la fuerza

Loana se apoya mucho en su familia para rodar este camino de la autogestión. “Entiendo que pude hacer mi proyecto porque se basa en algo que me gusta, que hago con amor, pero también porque tengo una familia alrededor que me acompaña”, afirma la mujer, que cambió la seguridad económica por más tiempo con sus seres queridos. “Güendy, mi santa madre, es la mejor secretaria, chofer, editora, diseñadora y etcétera. Y si mal no recuerdo, todos mis amigos que tienen auto me han llevado a alguna feria, o reparto”, cuenta.

Sin dudas, tejer redes en el camino del emprededurismo es la clave que hace más posible cada proyecto. “Participo de Fundación Otras Voces, en La Casita Emprendedora y desde este lugar, veo y aprendo sobre lo que son la solidaridad y el aguante constante. Participar en esta organización me ha dado muchas oportunidades; es mucho más fácil de a muchas”, concluye Loa.

La encontrás en Instagram como: @jardineria_loa

SFP_-Loa-emprendedora-(4).jpg

Lápices plantables

¿Qué se puede hacer para aprovechar los lápices cuando ya son tan cortos que apenas los podemos agarrar? ¿Tirarlos? ¿Perderlos? No, plantarlos.

El eco-lápiz que arma Loana está hecho de grafito y papel reciclado, en su mayoría papel periódico, evitando que incremente la tala de árboles para su producción. Como está realizado a base de materiales degradables, cuando se termina se puede unir al compost. Pero también Loa fabrica el eco-lápiz plantable, un lápiz en cuyo extremo hay semilitas. “La idea es usarlo hasta que se gaste y luego plantarlo en una maceta por la línea de puntos. Al cabo de 10 a 15 días, con buen sol y riego, habrá germinado un plantín”, explica la mujer. Perejil, menta, albahaca, salvia, tomillo, perilla, caléndula u orégano pueden salir de allí dentro.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario