El clima en Cipolletti

icon
19° Temp
56% Hum

Colonia Lucinda, familias inmigrantes pioneras

El ingeniero agrónomo Francisco Dehais recopiló las historias de quienes llegaron a Cipolletti antes que el tren o, incluso, que la ciudad fuese fundada.

Estudiosos historiadores y recopiladores locales han realizado un vasto relevamiento de los orígenes de las poblaciones asentadas en estas tierras de la Norpatagonia. Uno de ellos fue el ingeniero agrónomo Francisco José Dehais nació en Catriel en 1923, quien recopiló historias de los orígenes de los poblados y la producción de la región.

Dehais realizó sus estudios secundarios en Buenos Aires y Córdoba y la Universidad en Mendoza. Se radicó en Cinco Saltos para asesorar a una sidrera y en 1951 ingresó al Banco Nacional de Desarrollo, donde se jubiló en 1983. En 1972 había ingresado a trabajar como profesor de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Comahue hasta 1987.

Te puede interesar...

Luego recolectó historias que publicó en libros como Catriel antiguo y sus pobladores de 1999. La manzana y la pera argentina, su historia en el 2000: investigó el origen de estos cultivos desde el Cáucaso hasta el arribo a la Argentina. El viejo Cinco Saltos y sus familias, de 2001. El viejo 25 de mayo y sus familias en 2003. Una contribución al estudio de la cartografía de la Patagonia, entre otros.

Francisco relata los orígenes familiares de Miguel Muñoz, que a fines del siglo XIX llegó con su hermano desde su San Juan natal para trabajar con carros en la Colonia Lucinda. Había nacido en 1869, estaba casado con María Vicenta Basso. Por encargo del General Fernández Oro, vino en 1885 para hacerse cargo de los carros que ayudaban a las tropas del ejército y a la población civil de Tisque Menoco, en Stefenelli.

Hizo venir a Ignacio Rivas para que se haga cargo de una segunda tropa de carros. La necesidad de transporte se debió a las dificultades que tenían los vaporcitos de remontar el río Negro, que generalmente llegaban a Choele Choel. Cuando Fernández Oro le ofreció construir el Canal Lucinda se asoció con Carlos Godoy, experto en obras de riego.

libro historia dehais.jpg

En escritos anteriores hemos relatado el caso de los primeros habitantes que fueron arribando a lo que es hoy la ciudad de Cipolletti. Uno de ellos, don Pablo Scianca, venido en 1903. La estación del ferrocarril del Sud se llamó estación Limay, ubicada al N° 120 de la calle Fernández Oro.

Ya había llegado don José Delfino a trabajar en la proveeduría del ferrocarril en 1898 y terminada la obra de la construcción del puente, sobre el río Neuquén, Delfino se instaló en la margen izquierda con un negocio, llamado El boliche de Delfino. De igual modo, podemos encontrar como adelantado el negocio de ramos generales de Miguel Muñoz, ubicado en lo que hoy es calle Fernández Oro al 150

A la Sociedad Sanjuanina, que tuvo campos en la colonia Roca, también se le concedieron campos en esta región, entre ellos La Confluencia, 50.000 hectáreas desde Fernández Oro hasta La Picasa, Cinco Saltos y hasta los campos de Contralmirante Cordero. Pocos adelantos se hicieron, pero construyeron un terraplén con una acequia grande que nacía en Roca y llegaba hasta Cipolletti. Tiempo después la Sociedad vendió sus derechos sobre el campo al general Fernández Oro.

Estas tierras no se regaban con el Canal Roca: por ese motivo se debió construir el canal Lucinda. Se llamó Canal Lucinda en homenaje a la señora doña Lucinda Larrosa de Fernández Oro, esposa del propietario del canal, que había venido al Valle por primera vez en 1886 y Lucinda regresó en 1955 para los festejos. El encargado del campo La Confluencia fue Miguel Muñoz, destinado a la ganadería.

general fernandez oro.jpg

Cuando a principios del siglo XX llegó el Ferrocarril del Sud al Río Neuquén, el General Fernández Oro contrató a Godoy, el experto en obras de riego, para que proyectara y construyera un canal con suficiente caudal para regar 10.000 hectáreas, inaugurado en 1903.

En 1904, una gran creciente destruyó la boca toma y se hizo cargo don Juan de Dios Sepúlveda.

Dijimos que el primer establecimiento fue la casa de Ramos Generales de don Miguel Muñoz, la que en 1903 fue vendida a Fernández Oro, y su administrador Jorge González Larrosa. Esta casa se construyó antes que el ferrocarril, ubicada unos 20 metros al sur de la vía, altura 150 de calle Fernández Oro, a unos 50 metros al oeste de la casa de Muñoz. En la casa que se llamaba Rancho de la mazamorra había tenido la herrería don Salvador Salvadé quién había comprado un lote en la esquina de Fernández Oro y España.

Estos primeros habitantes construyeron sus casas de adobe, como don Delfino, sobre Fernández Oro y Villegas. Luego fue vendida a Antonio Padín padre. En 1910 se construyó la primera parte del edificio de lo que fue el Hotel Argentino. En el libro El Alto Valle del Río Negro, de Luis D. Mailhet, se lee: “Los primeros habitantes del pueblo Cipolletti fueron don José Delfino y los señores Salvador Salvadé, Marcial Muñoz, Salvador Goñi , Novión Goñi”.

El señor Mailhet fue el primer Juez de Paz. El General Fernández Oro le había regalado un solar al primer policía del pueblo, sargento Mauricio Méndez, ubicado cerca de la esquina de Fernández Oro y Mengelle de hoy.

En el actual barrio Alanis, los hermanos Bartolo y Pablo Scianca tenían horno de ladrillo. También en estos primeros años del siglo XX se había construido el edificio de la Oficina Meteorológica, hoy demolido.

Concluimos con palabras escritas en el libro El Pueblo de Cipolletti y su colonia en el Cincuentenario de su fundación. 1903-1953. Homenaje del Rotary Club. Octubre 3 de 1953:

“…en aquellos tiempos la mayoría dormíamos en nuestro recado, baño no se conocía, las casas eran ranchos y en las chacras, cuando no venía agua por el canal no era posible protestar por teléfono al tomero; había que salir a pie o a caballo con la pala al hombro, a unirse con los otros vecinos para arreglar el canal. Parece que éramos diferentes los hombres de aquel entonces”.

¡Lindos hombres aquellos! ¡Lindos pioneros que con su sacrificio vinieron a engrandecer esta región tan alejada!

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario