El clima en Cipolletti

icon
Temp
93% Hum
LMCipolletti escuela

Por una acción de Educación, una escuela suspendió clases

El Consejo Escolar Local no tomó precauciones al encender las calderas de calefacción. Suspendieron clases de apuro el jueves y toda la actividad del viernes.

"Es la primera escuela en la que no suspenden las clases antes de prender la calefacción", se quejó una docente de la escuela cipoleña en la que hubo que retirar niños de apuro el jueves, y que este viernes permaneció cerrada, por el mal olor que salió por el sistema de calefacción.

Los días perdidos de clases son una polémica recurrente entre padres, maestros y autoridades de Gobierno. Desde el Ejecutivo de Río Negro suelen anunciar descuento de días cuando hay paro y se menciona la importancia de cada jornada de actividad en el aula. Más allá de que los descuentos rara vez se concretan, los maestros, a través del gremio Unter, piden contar los días perdidos por problemas en los edificios para medir qué impacta más en el ciclo lectivo.

Te puede interesar...

Lo que ocurrió esta semana en la Escuela 53 resultó llamativo por la falta de previsión. Las calderas con las que cuenta el céntrico edificio de calle Sarmiento no pueden ser manipuladas por los docentes, o el personal del Servicio de Apoyo. Un empleado de mantenimiento del Consejo Escolar Local llegó el jueves en el turno tarde y prendió la calefacción. Ningún docente había sido informado.

Escuelas de paro.jpg
En la Escuela 53 tuvieron problemas por la falta de coordinación para encender la calefacción.

En la Escuela 53 tuvieron problemas por la falta de coordinación para encender la calefacción.

Como ocurre en cualquier casa cuando se prenden los calefactores luego de los meses de verano, el sistema emitió un olor fuerte. Tanto es así que hubo alumnos con mareos o dolor de cabeza y algunos descompuestos. Todos los grados del primer piso de la primaria salieron al patio a un recreo extendido mientras se ventilaban los ambientes.

Por decisión de las autoridades de la escuela, finalmente, la actividad del jueves se suspendió alrededor de las 15.30, cuando los padres fueron informados de la situación a través de los grupos de Whatsapp. "No sabíamos nada que iban a prender la calefacción, al menos hubiésemos abierto las ventanas" para apaciguar el olor, le explicaba una maestra a los padres que llegaban, con mezcla de preocupación e indignación, a buscar a sus hijos.

Los estudiantes permanecieron en el amplio salón de la escuela primaria hasta que todos los papás pudieron llegar hasta el lugar. Luego, se analizó qué pasaría este viernes. Primero, se avisó al turno mañana que no habría actividad. Y, sobre el mediodía, se decidió suspender también la actividad del turno tarde.

Suspensión de clases

Hace algún tiempo, la puesta en marcha de la calefacción en las escuelas se realizaba luego de completar el mantenimiento de calderas o calefactores, según el caso, y se optaba por concretar la tarea antes del fin de semana, para evitar contratiempos.

Actualmente, se coordina con el Consejo Escolar y, por lo general -como afirmaban los maestros- la actividad se suspende previamente. Sin embargo, en este caso el empleado de mantenimiento llegó mientras los chicos estaban en el aula, sin aviso ni previsión y encendió una de las dos calderas.

Según informaron docentes del establecimiento, hay uno de los equipos de calefacción que aún no había sido encendido. La comunidad educativa esperaba que esté en marcha para el lunes para que no se pierdan más días de clases.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario