El clima en Cipolletti

icon
36° Temp
26% Hum
LMCipolletti Claudio Di Tella

Claudio Di Tella: "Logré que la ciudad vaya para adelante en plena pandemia"

En la recta final de su gestión, el intendente afirmó que el balance es positivo por cómo se atravesó la pandemia de coronavirus y una inflación que duplica la presupuestada.

El médico Claudio Di Tella transita los últimos días al frente de la intendencia de Cipolletti y no duda en afirmar que su balance final es positivo. Lo destaca por las circunstancias extraordinarias que debió afrontar su gestión, como el Covid y el contexto económico nacional con su galopante inflación.

“Me voy contento. No nos quedan tantas cosas en el debe. Traté y logré que la ciudad vaya para adelante en plena pandemia”, expresó el jefe comunal.

Te puede interesar...

Sostuvo que la ciudadanía también visualizó un diagnóstico similar y como prueba de ello pone en el tapete que su partido, Juntos Somos Río Negro, retuvo el gobierno comunal de la mano de Rodrigo Buteler, su amigo personal.

Reflexionó que “la población nos apoyó en una elección y nos volvió a apoyar más allá de que no fue candidato, con un candidato de nuestro partido. Esto uno lo valora. Las cosas se hicieron bien en el contexto que estábamos. En un país en el que la mayoría de los oficialismos perdieron, y nosotros acá mantuvimos el gobierno, es que las cosas las hicimos bien”.

Un punto clave, resaltó, fue el equipo de gobierno que conformó. “Tuvimos la suerte de tener un buen grupo de funcionarios”. Otro fue el principio de austeridad que le imprimieron al gasto público. “Lo logramos optimizando el destino de los recursos. Sabiendo donde había que hacer el ajuste”, puntualizó.

Como lo ha manifestado en otras oportunidades, asumió el gobierno con el objetivo de priorizar la obra pública y encaró un plan con esa dirección. Sin embargo, a poco de desandar el mandato estalló la pandemia y todo cambió, dado que tuvieron que volcar buena parte de los recursos a contener las consecuencias sociales de la emergencia sanitaria.

De todos modos, y a pesar que admite que quedaron proyectos inconclusos, rescata que lograron avanzar con obras significativas para la población.

Mencionó el acueducto en construcción que dotará agua a la zona norte y que beneficiará a “más de 4 mil familias” y tres obras cloacales descomprimirán la red “en gran parte de la ciudad”, como la de Teniente Ibáñez y 25 de Mayo; la Mariano Moreno y Mengelle, y la que la calle Venezuela entre España y Naciones Unidas, que está en proceso de licitación y donde posteriormente se avanzará con los desagües pluviales, que permitirá finalmente el pavimento.

“Hace más de 15 años que no se hacen obras de este tipo, porque van bajo tierra y no se ven. Pero la consecuencia es que el mejoramiento de la calidad de los servicios y de la vida de los vecinos”, consideró.

Sumó asimismo el mejoramiento del alumbrado público, con el cambio de 2.500 luminarias Led y otras 1.500 que están previstas, con lo que se alcanzaría el 14% del total de la red con esa tecnología. El pavimento en el barrio Del Trabajo y Santa Clara y el que están ejecutando en la zona del Parque Industrial, clave para la circulación de ese sector en constante crecimiento. Fueron un total de 250 cuadras.

Destacó que también se está construyendo el salón multipropósito de las 1200 Viviendas, que albergará actividades culturales, deportivas, el área de capacitación y empleo y acontecimientos sociales y comunitarios. Puso de relieve además el Museo Paleontológico que se instalará en el antiguo centro cultural de Toschi y Tres Arroyos, remodelación que está en marcha.

En estos dos últimos casos las inauguraciones las celebrará Rodrigo Buteler, su sucesor, pero le quitó dramatismo ante la pérdida de protagonismo personal, y valoró la continuidad de su partido.

“No me muero por ir a un corte de cinta y salir en la foto. Porque yo pienso en mi partido político, Juntos Somos Río Negro. No soy yo, va a ser Rodrigo quien inaugure esas obras. Va a mejorar la gestión de Rodrigo para lo que viene, para la ciudad”, remarcó.

claudio di tella.jpg

El intendente es todo

Di Tella llegó a la intendencia con un largo camino en el terreno político, por lo que sabía que se encontraría con tropiezos en el camino. Había integrado la comisión directiva del Colegio Médico, también del club Cipolletti y comenzó a militar en política de la mano de Alberto Weretilneck, ex intendente, actual senador y gobernador electo. Fue su Secretario de Gobierno, de Servicios Públicos y concejal.

De allí que conocía que el municipio es la caja de resonancia de la inquietud de la población y que se lo considera al intendente como principal responsable.

“A veces es difícil separar los temas municipales de los provinciales o nacionales. La gente le reclama al intendente. Pero uno a pesar de que no le corresponda, tiene que gestionar igual”, aseveró. Esa convicción lo llevó a intervenir en cuestiones de seguridad, educación y salud, su fuerte.

La inflación y la herencia a Buteler

El descalabro inflacionario marcó el ritmo del gobierno municipal de Di Tella junto con el Covid.

Recordó que el presupuesto del año pasado previó un incremento del 40%, pero que en los hechos fue 80, pero que igual lograron sortear el quebranto.

“Haber cerrado sin déficit, ha sido un logro del equipo económico del municipio y las decisiones que uno toma”, aclaró.

Y para este 2023 se estimó en un 60% y ya alcanzaron el 80, aún faltan poco más de dos meces para cerrar el año.

De todas maneras, festejó que Buteler “recibirá un municipio económicamente saneado”.

“Hoy estamos bien. No para tirar manteca al techo, pero tampoco entregaremos un municipio endeudado”, aseguró.

Lo que faltó

Admite Di Tella que hubo proyectos que quedaron en el tintero, pero su postergación se debió a que debieron emplear los fondos previstos para atender las demandas de la pandemia.

El ordenamiento del transporte público es uno los puntos adeudados. De todos modos, también reconoce que el servicio está funcionando y que para ello el municipio adelanta a la empresa prestataria el dinero del subsidio.

“Por lo menos lo tenemos. Hay muchas ciudades que perdieron su transporte público y tuvieron que armar otro sistema para poder acercar a la gente”, expresó.

También no alcanzaron a vigorizar la Agencia de Seguridad Vial, creada por ordenanza. Pero opinó que se le debe dar continuidad.

“No quería gastar recursos para más funcionarios o más equipamiento. Pero es necesario que Cipolletti tenga un plan de desarrollo vial, que establezca cómo se mueve la ciudad y con acento en la educación vial”, enfatizó.

Disfrutar más de la familia

Después del 11 de diciembre Di Tella buscará el remanso de la familia para descansar. La tarea de intendente le demandó todo el tiempo y un cansancio extremo. En cuanto a la actividad política, no tiene nada definido aunque por ahora ocupar un cargo no le pasa por la cabeza.

“Necesito bajar un cambio. Me comprometí con mi familia que asumiría la intendencia por cuatro años y me dedicaré más a ellos. La vida hay corta hay que vivirla”, consideró.

Quiere tener más tiempo libre, volver a realizar alguna actividad física, disfrutar de los asados con amigos, acostarse un poco más tarde y seguir con el emprendimiento empresarial familiar.

“Después veré”, admitió, como entornando la puerta.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario