El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
42% Hum
LMCipolletti Abuelas

Cipolletti: hogar de abuelas quedó aislado por varios casos de coronavirus

Una abuela murió y otra debió ser internada. En la casa quedaron aisladas cinco ancianas y dos empleadas.

Un reconocido hogar para abuelas del barrio Brentana está aislado hace 10 días luego de confirmarse seis casos positivos de Covíd-19. Una de las ancianas falleció el fin de semana, y la dueña del lugar pide ayuda a Salud. “Hace días estamos peleando para que las internen, pero no las aceptan”, reconoció la propietaria del lugar.

En el hogar Amanecer ubicado sobre la calle Doctor Quadrini al 1200 se realizaron los hisopados el lunes 10 de agosto y detectaron que de las siete abuelas que viven allí, cuatro tenían coronavirus. También dio positivo una de las trabajadoras que presta servicios en el lugar y hasta la propia dueña. Por la gravedad del caso, Salud dispuso que todos en la vivienda fueran atendidas como pacientes con Covid-19 y que las dos empleadas que trabajan allí se queden aisladas con las abuelas, ya que no podía salir ni entrar más nadie.

Te puede interesar...

“Lamentablemente el domingo falleció una de las abuelitas, y otra debió ser trasladada a una clínica privada de Neuquén. El resto está en buen estado de salud y están bajo tratamiento, con medicación en contra del Covid-19. Las dos empleadas están viviendo en el hogar hace 10 días y atendiendo a las abuelas a tiempo completo. Mañana Las trabajadoras ya estarían en condiciones de salir, pero no tengo quien se haga cargo, porque ellas necesitan ir a descansar y estar con sus familias. Nadie va a querer prestar servicio en un lugar donde se sabe que hay coronavirus”, relató Claudia Campos en diálogo con LM Cipolletti.

Agregó que junto a las familias están pidiendo poder ingresarlas a internación para que estén con atención las 24 horas ya que son población de riesgo, pero que no las quisieron recibir.

“Las familias presentaron Recurso de Amparo solicitando atención, pero aún no hubo respuestas. Yo estuve internada en el Policlínico y ayer me dieron el alta. Estoy coordinando con el hospital cómo seguir, porque me siento desamparada. Necesitamos asistencia. A las abuelas las dejaron ahí adentro, encerradas, sin atención. Necesito que alguien me diga qué hacer, porque tampoco pueden irse a las casas de sus familiares, no es seguro”, cuestionó Campos.

Al hogar no puede entrar ni salir nadie, y sólo les ingresan las comidas y los remedios. Las trabajadoras hacen la labor de enfermeras, tomando temperatura, presión, y todos los controles médicos de rutina. En caso de detectar alguna anomalía, deber dar aviso al médico de guardia o al propio hospital. Incluso, uno de las ancianas debe asistir a Neuquén cada dos días para realizar el tratamiento de diálisis, tratamiento que se garantiza bajo estrictos protocolos.

“En este caso necesito que Salud tome las decisiones. Lo ideal sería que puedan ser internadas, y poder limpiar y desinfectar a fondo. Cuento sólo con tres empleadas, el personal justo, y si están aisladas no tengo quién asista. Además, a mi me dieron el alta luego de 10 días sin hisopado porque entienden que al no tener síntomas ya estoy curada, pero no se si puedo entrar o no porque no quiero complicar la situación. Tengo muchas incertidumbres y pocas respuestas”, añadió.

Hogar de ancianos Amanecer

Pese a los protocolos, el virus ingresó

La dueña del lugar contó que aún desconocen cómo se contagiaron ya que desde marzo quedaron suspendidas todas las visitas. Sólo ingresaban las trabajadoras y la propietaria, bajo estricto cumplimiento del protocolo sanitario.

“Desde el primer momento el ingreso era con control de temperatura y síntomas, además del uso de barbijos, guantes, y desinfección constante. Yo tuve un resfrío muy leve sin ningún tipo de síntomas, y tras la consulta médica me hisoparon y di positivo. Lo mismo pasó con una de las empleadas y con las abuelas. Sabíamos que en algún momento iba a pasar, y el protocolo era para demorarlo todo lo que sea posible”, contó la mujer.

Desde ese momento el lugar quedó completamente cerrado.

“Las chicas están hace 10 días encerradas ahí adentro dando todo lo que tienen. No hay premio que pueda darles a ella”, resaltó.

Las cinco abuelas que quedan en el hogar tienen entre 75 y 91 años. Dos están muy lúcidas y pueden contar si advierten algún síntoma, mientras que otras tres tienen una situación de salud compleja producto de los años, por lo que necesitan atención constante.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.333333333333% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
86.666666666667% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario