Cipoleño relata la vida de un compinche de Vairoleto

El escritor César Fernández publicó una novela sobre Víctor Elmez.

El bandolero Víctor Elmez conoció a su famoso colega Juan Bautista Vairoleto en Cipolletti. Fue en 1928 y desde entonces ambos, junto con otros compinches, dedicaron su tiempo a correrías al margen de la ley. Fueron tres años de colaboración en el crimen. De Vairoleto, o Bairoletto, como se escribe su nombre con frecuencia, se ha escrito mucho y extenso. Elmez, en cambio, ha trascendido menos. Hasta ahora, ya que el cipoleño César Fernández acaba de publicar una documentada novela histórica sobre su vida y sus andanzas.

El libro se llama Elmez, bandoleros en Patagonia, lo imprimió la editorial Edicol y pronto empezará su andadura por las librerías. Para su elaboración, Fernández, académico de dilatada trayectoria y autor de numerosos textos relacionados con la lengua y la cultura, tanto criolla como mapuche, consultó la información disponible, entre otras la que aporta el volumen Rastreando bandoleros, del escritor rionegrino Elías Chucair.

Te puede interesar...

Además, recopiló mucho material periodístico de época y hasta logró acceder al expediente original de la Justicia. También se valió de testimonios de personas conocedoras de lo que ahora ya es casi una leyenda, y de sus propios recuerdos y apuntes de lo que le contaban hace muchos años trabajadores y peones de las chacras de la zona.

La historia de Elmez es apasionante, violenta y extremadamente intensa. Chileno nacido en Temuco, llegó a Río Negro en los lejanos tiempos en que estos eran todavía un Territorio Nacional argentino. Al bandido lo esperaban días de acción, tiros y muchas peripecias. Murió muy joven, en 1937, cuando tenía apenas 30 años.

Tras unirse al grupo de Vairoleto, participó de atracos, como el que tuvo por blanco al boliche El Moro, de Villa Regina, donde murió accidentalmente una mujer. Su saga de delitos es extensa e incluyó robos en General Roca, Chichinales y otros lugares. La persecución policial fue brava e infatigable, y por eso los bandidos decidieron irse a la zona del río Colorado.

Por cuestiones de dinero y amores, Elmez se apartó de Vairoleto y conformó su propia organización criminal, a la que llamó Víctor Elmez y Compañía, precisó Fernández, citando a Chucair. La banda la integraban un bandolero llamado Custodio Varela y otro de apellido Orellana. Se siguen los robos y los derroteros para esquivarle el bulto a la ley. Mata a dos policías, Macedonio Reynoso y Narciso Vidal. Pero en 1932 lo detienen y la mandan a la cárcel de Viedma, donde permanece cuatro años. En 1937 lo trasladan a General Roca para juzgarlo, pero escapa. No por mucho. Horas después, mientras intentaba cruzar el río Negro, en Cervantes, dos policías lo matan.

Fernández expresó ayer que los relatos sobre los bandoleros que marcaron una huella en la historia del crimen de la región siempre lo atrajeron, por su vínculo con la vida rural y sus leyendas. Ahora, con 79 años y una vida dedicada a la docencia y el estudio, da a conocer su primera novela, que espera la disfruten cipoleños y lectores de otros lugares a la brevedad.

Un personaje que encontró a su autor

Lector y poeta

El chileno Víctor Elmez sabía leer y escribir, algo poco frecuente en el mundo rural y delictivo de su tiempo. Leyó mucho cuando estuvo preso en Viedma, donde además escribió sobre su vida en un texto en verso.

Escritor y estudioso

El académico César Fernández es un entusiasta de la cultura regional. Tiene libros y artículos dedicados al uso del castellano en las zonas rurales y sobre las tradiciones y relatos de los mapuches, entre muchos otros temas.

LEÉ MÁS

Un gesto de grandeza: compró un iPhone, se dio cuenta que era robado y se lo devolvió a la

Las mujeres que rompen barreras en la Municipalidad de Cipolletti

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario