El clima en Cipolletti

icon
15° Temp
25% Hum
LMCipolletti negocio

Carnicería de Allen se hizo famosa por bromear con la inflación

Escribieron frases jocosas en las pizarras donde suelen difundir ofertas y subieron fotos a las redes. Rápidamente la ocurrencia tuvo impacto en distintos puntos del país y varios medios publicaron la noticia.

Los responsables de la carnicería Hereford de Allen no deben haber imaginado que jocosos carteles que instalaron fuera del local les retribuyó con una publicidad que tuvo llegada nacional.

El aviso escrito en una de esas pizarras donde habitualmente se anuncian promociones de productos esta vez bromeaba con la inflación galopante que sufre el país.

Te puede interesar...

“Oferta: Ninguna, se fue todo a la mier...!!!”, escribieron en el aviso. Luego postearon: “Coma carne en Semana Santa. Ya no es pecado, es un milagro”.

La ocurrencia apareció en las redes sociales y rápidamente trascendió las fronteras locales, con repercusiones en distintos medios del país.

Infobae, por caso, se comunicó con la responsable del local, quien no ocultó su asombro por la trascendencia.

“Nos asombró muchísimo el impacto que tuvo -comentó Alejandra Contreras, dueña del negocio, en comunicación con Infobae-, nuestra idea era simplemente hacer algo gracioso para nuestro sitio de Facebook, para reírnos junto a nuestros clientes de siempre”. Pero lo que ella no esperaba es que el ingenio y humor de las frases ganaron popularidad al punto de que portales locales de Allen, Cipoletti, La Pampa, Rawson y hasta de Córdoba respostearon sus fotos.

Pero el humor con el que la Carnicería Hereford se tomó un asunto serio como la inflación en los precios de los alimentos, tiene una razón de ser. “Yo había sido empleada de la cadena de carnicerías Hereford durante dos años, hasta que sus dueños comenzaron a desprenderse de sus locales”, relató Contreras. “Cuando llegó el turno de mi negocio acá en Allen, decidí comprarlo para no perder el trabajo”, agregó la hoy dueña del negocio, quien todavía está pagando “la llave” del comercio.

“Desde noviembre de 2020 que me hice cargo y el camino no fue fácil. Durante el invierno de 2021 el negocio pasó por una de las peores épocas hasta el punto que tuve que vender mi camioneta como parte de pago para poder comprar mis audífonos”, Alejandra, madre de tres hijos, sufre de hipoacusia y necesita sus aparatos auditivos.

Sin embargo, nunca bajó los brazos y siguió trabajando a pérdida hasta que a fines de 2021 algo le cambiaría la suerte. “Todo dio un giro de 180 grados cuando Exe empezó a trabajar conmigo -comentó Contreras-, es más, estaba fundiéndome, por cerrar, y él me ayudó a levantar la carnicería y salir a flote”.

Exe es Exequiel García, padre de una niña de 2 y un niño de 6 años, el empleado de la carnicería que aparece en una de las fotos virales, que según Alejandra revitalizó el comercio cuando se hizo cargo de la atención al público “gracias a su especial carisma y excelente trato con los clientes”.

“Exequiel no solo es un excelente trabajador, gran carnicero y cortador; sino que además es muy buena persona, todo el mundo lo quiere, es un muchacho único al cual le estoy muy agradecido”, comentó Contreras sobre su empleado, quien comenzó trabajando por un sueldo que ella misma definió como “muy bajo”.

“En ese momento estaba trabajando muy mal y él se la bancó, hoy por suerte puedo pagarle mejor y me quedo tranquila con que ambos podamos mantener a nuestras familias”, contó la dueña de la carnicería, quien aseguró que su expectativa no es hacerse rica, sino trabajar para vivir dignamente. A pesar de las frases que se hicieron virales, Alejandra Contreras aseguró que su carnicería sí tiene ofertas y que el fin de los carteles era hacer reír a sus clientes en un momento duro.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario