El clima en Cipolletti

icon
25° Temp
7% Hum
LMCipolletti alarma

Alarma por el aumento de jaurías en la zona rural

En la zona rural, proliferan los canes sueltos. Si no se interviene, pueden volverse semisalvajes.

Una consecuencia de la desidia humana en relación con los animales domésticos tiene que ver con la, cada vez mayor, presencia de perros sueltos en las zonas rurales y su paulatina transformación en perros cimarrones, asilvestrados, con una tendencia a reunirse en manadas y en jaurías. En algunos lugares de la Patagonia, el regreso de canes a estados más salvajes de su pasado evolutivo se ha convertido en un asunto mayor e inquietante, como en Tierra del Fuego y Santa Cruz, donde se registran ataques a personas y al ganado. En la ciudad y alrededores aún se estaría tiempo de que las cosas no pasen a mayores.

Esta temible proliferación canina va de la mano con cuestiones que datan de muchos años y que no se terminan de resolver. Así, no se da aún una necesaria ampliación en el número de castraciones y, por otro, una generalización de las adopciones de mascotas. En ambas alternativas, se requiere una cada vez mayor participación del Estado municipal, lo mismo que fuertes campañas para el cuidado responsable de los perros. Y también de los gatos, el otro gran compañero de los hogares humanos.

Te puede interesar...

El hecho es que las propias proteccionistas saben que un aumento en la cantidad de perros asilvestrados o semisalvajes puede convertirse, en cualquier momento, en un problema de grandes alcances. Y por eso urge una intervención pública más contundente, y la concientización de la sociedad.

La proteccionista María Acosta manifestó que en las chacras es cada vez mayor la presencia de perros abandonados y criados a la suerte del destino. Muchos se reúnen en grupos, en procura de asegurarse la supervivencia. Esta realidad no es casual, puesto que en las chacras y terrenos rurales no faltan, al contrario, los propietarios y trabajadores que son reacios a las castraciones, en particular, de los machos, por el temor de que pierdan su agresividad, lo que es completamente falso.

Los cachorros que son abandonados pero consiguen subsistir adquieren cuando adultos conductas cada vez más propias de los lobos ancestrales y se tornan cada vez más ariscos. Se está a un paso de que se vuelvan silvestres.

Lo saben y lo dicen veterinarios como Juan Pedro Díaz, titular del área municipal de Zoonosis, quien reconoció las dificultades que se presentan para las castraciones en la zona rural.

En grupos, junto a los basurales

En Las Perlas, se asiste a un fenómeno similar que en Cipolletti. Norma Sanguino, de la entidad proteccionista La Chacala, expresó que, en los basurales clandestinos que hay en su comunidad se ven con regularidad grupos de perros tratando de conseguir algo de comida, en medio de un entorno desolador. No dejan de causar temor y miedo. Ante esta circunstancia, dijo que solo cabe hacer más y más castraciones.

LEÉ MÁS

Policías salvaron a conductor que cayó a un canal de riego

Protesta obligó a cancelar vuelos y ahora deberán resarcir a pasajera

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario