Al final, la Muni no hizo ninguna denuncia contra Baratti

A pesar de los cuestionamientos, no hubo ninguna acusación.

Cuando el intendente Aníbal Tortoriello inició su gestión de gobierno, hubo varias denuncias contra su antecesor, Abel Baratti, y otros ex funcionarios por malversación de fondos públicos, incumplimientos de sus deberes y defraudación al Estado. El área de Legales se tomó el trabajo de realizar un pormenorizado dictamen que reveló las supuestas irregularidades más groseras, como el déficit de 43 millones de pesos que heredaron.

Esta pesada herencia, de la que tanto se habló en los comienzos del mandato de Tortoriello, también refería al desvío de fondos específicos por 11 millones de pesos para repavimentar el barrio San Pablo (licuados en gastos generales) y gastos ejecutados al 31 de diciembre de 2015 que tampoco fueron declarados en los registros contables y presupuestarios, por más de 16 millones de pesos en facturas de servicios y bienes adquiridos por el Municipio. Todo esto sin contar con el dinero ni el crédito para hacerlo.

Te puede interesar...

Incluso la dirección de Legales había aconsejado al Ejecutivo local ir a la Justicia penal para formalizar una denuncia contra Baratti y otros ex funcionarios, a la luz de toda la documentación que se revisó para atrás y de las anomalías que detectaron contadores y asesores que se tomaron el trabajo de poner en orden las cuentas del Municipio. Entonces, alegaban que había elementos de prueba suficientes para impulsar una acción judicial y que prospere.

Las presuntas irregularidades de la anterior gestión volvieron al discurso oficialista durante la campaña. Sin embargo, no hubo denuncias.

Sin embargo, faltando pocos meses para que Tortoriello ceda el mando al intendente electo Claudio Di Tella, solo una denuncia que finalmente llegó a la fiscalía está archivada y no tiene nada que ver con estas supuestas irregularidades. Fue la que, en su momento, realizó el contralor municipal Horacio Schlichter contra un empleado que se desempeñaba como jefe del Departamento Vial de Servicios Públicos por haber realizado contrataciones directas y presupuestos dibujados.

Al sospechoso se le reprochaba haber contratado una máquina motoniveladora para hacer trabajos en las calles de esta ciudad, de forma directa, reiterada y prolongada en el tiempo, por un monto de dinero indeterminado; y por falsear presupuestos.

La sospecha llegó tan lejos que se abonó la hipótesis de que la empresa de servicios a la que se encomendaron los trabajos había sido creada al solo efecto de realizar esta maniobra fraudulenta. Se investigaba el delito de defraudación contra la administración pública, pero lo cierto es que la Justicia no pudo probarlo y la causa se archivó.

Fuentes judiciales informaron que si bien hubo contrataciones directas y se acreditó la existencia de al menos un presupuesto que era falso, la evidencia no era suficiente para ir a juicio.

Casos insólitos que no se esclarecieron

En las primeras semanas de la gestión de Aníbal Tortoriello se planteó la existencia de graves irregularidades en el manejo de fondos públicos, pero también algunos faltantes insólitos. Mientras las nuevas autoridades se acomodaban en sus despachos y comenzaban a analizar los comprobantes de pagos, se denunció también el escandaloso faltante de un televisor smart de 48 pulgadas y de 107 hormas de queso que habían sido retiradas y entregadas, en época de receso escolar, y no llegaron a las escuelas.

El único caso fue “interno”

Acusación

El Ejecutivo solo presentó una denuncia penal en la gestión de Tortoriello. Fue contra un director, acusado de truchar presupuestos y beneficiar a una empresa.

Archivo

La fiscalía aseguró que se descubrieron algunas anomalías, pero no estaban probadas de manera firme, por lo que no hubiesen prosperado en un juicio.

LEÉ MÁS

La joven ciclista que sufrió un grave accidente comenzó a despertarse

Decomisaron carne de cerdo prohibida en la zona

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario