El clima en Cipolletti

icon
18° Temp
18% Hum
LMCipolletti colectivo

Acusó al chofer de arrancar y tirarla del colectivo, pero no le creyeron

Se trata de una mujer de Cinco Saltos que cayó al bajar de la unidad. Ella denunció que el chofer arrancó abruptamente, pero los testigos dijeron que perdió el equilibrio sola.

Una mujer denunció que se cayó al descender de un colectivo urbano de la empresa Pehuenche luego de que el chofer arrancara de forma abrupta y provoque que salga despedida. Los testigos del accidente la disintieron y dijeron que el colectivo estaba detenido y ella perdió el equilibrio sola. La Justicia rechazó el reclamo y no acepto el pedido económica de la pasajera.

Según informaron desde el área de comunicación del Poder Judicial, una pasajera de Cinco Saltos demandó a la empresa de transporte urbano luego de haber caído de un colectivo. Sostuvo que el chofer inició la marcha abruptamente mientras ella descendía por la puerta trasera. Un policía que también viajaba en el micro declaró que la mujer llevaba seis bolsas de supermercado, tres en cada mano, y que perdió el equilibrio.

Te puede interesar...

El caso tuvo dos procesos, uno penal primero y luego la demanda por daños y perjuicios en el fuero civil de Cipolletti. La pasajera pretendía un resarcimiento económico, aunque no quedó demostrada la responsabilidad de la empresa Pehuenche en el incidente.

En el fuero penal el chofer fue sobreseído. Según la postura de la mujer, ella descendió en inmediaciones de las calles Manuel Estrada y General Paz de Cinco Saltos. Lo hizo por la puerta trasera del micro. Pero cuando estaba en el último escalón, el chofer arrancó abruptamente. En consecuencia perdió el equilibrio y terminó en el asfalto.

Dos policías que también viajaban en el micro dieron cuenta de la secuencia. Aseguraron que la pasajera viajaba con tres bolsas de supermercado en cada mano, que se levantó del asiento y en el trayecto hasta la puerta se chocó con uno de los uniformados. Ese hombre declaró que aparentemente “a la señora se le había adormecido una pierna”. Y cuando intentó agarrarse de la baranda para descender, perdió el equilibrio y terminó en el suelo. Los testigos aseguraron que el colectivo no arrancó abruptamente, por el contrario permaneció detenido incluso cuando la mujer estaba en el asfalto.

Sobre la base de esas pruebas, el fallo de primera instancia rechazó la demanda contra la empresa Pehuenche. En la apelación esa decisión fue confirmada.

"Los elementos probatorios ya enunciados y valorados sugieren que la causa eficiente por la que la Sra. perdiera la estabilidad y cayera al suelo fue su hecho propio de no tomar la diligencia para descender en forma segura del colectivo, puesto que de acuerdo a lo relatado por testigos lo habría hecho con ambas manos ocupadas con bolsas que contenían mercaderías (3 en cada mano según el testigo). Y ello sin perjuicio de la probable condición adicional de haberlo hecho con una de sus piernas adormecida”, detallaron en la sentencia.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario