El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
20% Hum
LMCipolletti Alarma

Acechan con inhibidores de alarma por el centro cipoleño

Una víctima hizo público el robo que sufrió para alertar a la población. Fue en pleno centro. Dejó cinco minutos su auto estacionado y le robaron.

Lucila estacionó su auto en la calle 25 de Mayo y Roca. Necesitaba retirar una encomienda en la sucursal del correo Oca. Dijo que no tardó nada. No había cola. "Fueron cinco minutos", acotó. Cuando salió del lugar, se dirigió hasta su auto -un Onix- y constató entonces que una o más personas le habían sustraído una bolsa con valiosa documentación en su interior. Se la había dejado atrás, en la butaca del acompañante.

"Yo siempre cierro el auto. Me deshabilitaron la alarma y el cierre descentralizado", sostuvo la damnificada.

Te puede interesar...

Ocurrió alrededor de las 13.30 del martes.

En la bolsa no había dinero en efectivo, pero sí documentación muy valiosa para la víctima. Papeles contables y estudios de un hijo que se tiene que operar.

Estaba a punto de radicar la denuncia policial correspondiente, cuando de forma sorpresiva una vecina que tiene su comercio en las calles Belgrano y Fernández Oro se comunicó con su madre para informarle que había encontrado la bolsa que le habían robado.

Robo con inhibidores WEB04.jpg

Estaba tirada en la vereda, y le llamó la atención que contuviera un libro contable. Al examinar con mayor detenimiento la documentación, reconoció el apellido del hijo de la damnificada y comunicó el hallazgo a su familia.

"Tuve mucha suerte. Estaba todo, no perdí nada; y en menos de una hora pude recuperar mis cosas", contó Lucila.

Por eso, desistió de hacer la denuncia policial. No obstante, quiso dar a conocer el hecho públicamente para alertar a los cipoleños. "En varios lados está pasando que roban con inhibidores de alarma. Hay que estar atentos y no dejar nada dentro del auto", concluyó.

Inhibidores de alarma

Así operan los ladrones

Los delincuentes que cometen robos con esta modalidad suelen operar de a dos. Mientras uno hace vigilancia, el otro inhibe la frecuencia de la alarma. Los dispositivos inhibidores pueden ser manuales, tipo Handy, y otros que se instalan en el propio auto de los delincuentes y tienen un rango de alcance de 50 a 70 metros.

Para realizar esta maniobra es necesario tener un captador de frecuencia, que se puede conseguir en casas de electrónicas y son bastante caros.

Una vez realizado este proceso técnico, el Handy puede bloquear el sistema de alarma, incluso el cierre centralizado. Por eso es importante que el propietario del vehículo se fije bien que las puertas hayan quedado cerradas tras activar la alarma.

Si los ladrones logran su propósito, pueden abrir los autos sin forzarlos, como ocurrió en el caso. Y se llevan todo lo que encuentran en el habitáculo. De ahí la recomendación de no dejar nada de valor que pueda tentarlos.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario