El clima en Cipolletti

icon
23° Temp
42% Hum
LMCipolletti Soria

A 9 años del brindis que terminó en el asesinato de Soria

El gobernador fue asesinado por su esposa, Susana Freydoz, quien fue condenada a 18 años de prisión. Hoy tiene arresto domiciliario.

Una discusión más con su pareja, en una larga historia de reproches, infidelidad y celos, terminó con un disparo fatal a corta distancia. El caso sorprendió al país y sacudió a la Provincia. Carlos Soria, el dirigente peronista que había asumido el poder tres semanas antes, fue asesinado por su esposa después del brindis de fin de año. A 9 años del crimen, Susana Freydoz, la homicida, cumple arresto domiciliario en Neuquén por cuestiones de salud.

Soria logró en septiembre de 2011 lo que ningún dirigente peronista había conseguido desde la vuelta de la democracia: derrotar al radicalismo en la elección provincial. En una alianza estratégica con el intendente cipoleño Alberto Weretilneck, tras dos mandatos como jefe comunal de Roca, Soria cumplió su sueño y se convirtió en gobernador.

Te puede interesar...

En la intimidad familiar, Soria vivía en turbulencia permanente. Su esposa sospechaba de una infidelidad -luego confirmada- que derivaba en peleas cada vez más violentas y hasta una amenaza durante la campaña: "No vas a ser gobernador, me voy a tirar de un edificio". Cada reclamo de Freydoz recibía, ante todo, indiferencia de Soria.

El 10 de diciembre de 2011, con un discurso en el que anunció austeridad y mano dura con la corrupción, el roquense asumió la gobernación. Prometió llevar a juicio a ex funcionarios radicales y reducir el gasto político. Los primeros pasos de su gestión fueron en ese sentido. El 30 de diciembre, en su última acción de gobierno, aprobó el pase a disponibilidad de 20 mil agentes públicos.

La cena familiar para recibir el Año Nuevo fue el punto de quiebre. Según se reconstruyó en el juicio, cuando la mayoría de los invitados se fueron de la casa quinta en Paso Córdoba, cara a cara en su habitación, Freydoz le reclamó a Soria que ni siquiera había brindado con ella. "Me tenés harto, mañana agarro mis cosas y me voy", le respondió el gobernador. Estaba acostado y ella de pie. Freydoz volvió a decirle que pensaba suicidarse porque él ya no la amaba.

Freydoz fue condenada a 18 años de prisión por el crimen de su esposo, el ex gobernador Carlos Soria, en la madrugada del 1 de enero de 2012.

A diferencia de las referencias previas a la decisión de suicidarse, la mujer esa noche tenía un arma en la mano y no tuvo respuesta. El silencio de Soria lo cortó el estruendo de un revólver calibre 38. Freydoz le disparó a Soria a medio metro de distancia. El balazo impactó en la cara del gobernador y lo mató en el acto.

El asesinato desató una crisis política sin precedentes en la provincia. Weretilneck asumió el cargo en medio de disputas internas con el peronismo, que se mezclaban con la investigación del caso, centrado en la posible inimputabilidad de Freydoz. Los hijos del matrimonio intentaron mantenerse al margen, al menos públicamente, de lo que ocurría. A María Emilia, hasta entonces alejada de la actividad política, recién se la vio cuando acompañó a su madre al hospital de Cipolletti. Allí pasó meses por un tratamiento psiquiátrico.

La causa llegó a juicio y Freydoz fue condenada. El posible magnicidio no fue contemplado. La Justicia se centró en la turbulenta relación de pareja. La mujer fue sentenciada por homicidio calificado, agravado por el vínculo, pero recibió una pena menor a la pretendida por la Fiscalía. El tribunal contempló como un atenuante el estado "de angustia permanente" en el que vivió Freydoz sus últimos años junto a Soria.

Fue recluida lejos de la provincia, hasta que en enero del 2020 recibió el beneficio de la prisión domiciliaria. Vive en Neuquén, en la casa de una familiar, con monitoreo de una tobillera electrónica. Allí recibió el 2021, a 9 años del asesinato del gobernador Soria.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

34.48275862069% Me interesa
6.8965517241379% Me gusta
10.344827586207% Me da igual
3.448275862069% Me aburre
44.827586206897% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario