LMCipolletti 109

109: la mayoría de los llamados no son por emergencias

En la primera quincena de mayo, el 45% de los vecinos buscó información general. Otro 15% realizó consultas médicas y psicológicas.

Por Guadalupe Maqueda - maquedag@lmneuquen.com.ar

En tiempos de pandemia, empleados y profesionales de la Central de Emergencias 109 han detectado que cualquier necesidad que manifiestan los vecinos que llaman se ha tornado para ellos en una emergencia. Llaman por una respuesta y para informarse. Preguntan por una farmacia de turno, por el Ingreso Familiar de Emergencias (IFE), la tarjeta Alimentar, por el horario de atención de los bancos y otros servicios.

Te puede interesar...

"Es muy difícil que puedan reflexionar sobre el uso de la línea, y que puedan discernir claramente cuándo una situación es de emergencia -que pone en peligro la vida- y cuándo no lo es. Hay una necesidad de respuesta, de un otro, de una voz y de un oído. Y al parecer la central es el espacio elegido. Saben que el 109 va a responder, ante la falta de atención presencial o de otra línea de referencia que no se sature", expresó Mariela Maggi, la psicóloga social que coordina el dispositivo de Salud Mental de emergencias junto a Claudio Martínez, vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Educación.

De acuerdo al informe que elaboraron en la central, correspondiente a la primera quincena de mayo, el 109 recibió alrededor de 700 llamados atendidos por los asesores de emergencias, que derivan a médicos y psicólogos integrados al servicio.

De ese total, un 45% de los llamados a la Central de Emergencias 109 fueron realizados por vecinos que pedían información general. En tanto, un 24% denunció hechos de inseguridad, un 15% fueron consultas médicas y psicológicas; y el porcentaje restante y equivalente manifestó inquietudes vinculadas directamente al coronavirus, ya sea porque siente los síntomas o porque estuvieron en contacto con un caso positivo.

Maggi advirtió que "una necesidad personal puede ser o no ser una emergencia. Si hablamos de riesgo de vida, podemos hablar de una emergencia. Mientras tanto, la pregunta sería si la respuesta la podemos buscar en otro espacio o la ansiedad de respuesta puede esperar".

Consideró que es entendible que pase en esta situación de pandemia, porque "toda necesidad es un emergente para la persona que lo siente" y por ahí no encuentra otras alternativas para pedir información o canalizar sus demandas, con servicios que están cerrados o adoptaron otras modalidades de atención; y líneas telefónicas que se saturan, donde responde una máquina. "Necesitan encontrar un oído y una voz, el contacto con el otro, que es algo muy diferente a lo que te puede proveer la máquina de un contestador", indicó.

Sin embargo, al mismo tiempo recordó que el 109 es una central para emergencias. "Se los atiende y se les informa sobre las cosas que preguntan...una farmacia de turno, dónde cobran el IFE. Pero no es la tarea de los asesores de emergencias, lo que deberían hacer. Ese es el problema, no sería un uso prudente de la línea, ya que tal vez por ese llamado, no puede ingresar el que sí obedece a una urgencia", agregó.

Asistencia psicológica

Dentro del 15% de consultas médicas o psicológicas al 109, los asesores de emergencias advirtieron que la mayoría de las personas que piden asistencia por situaciones de estrés, ansiedad, miedo y otras problemáticas son mujeres, en un 61%; y el promedio de edad es de 49 años.

Predominan las crisis de ansiedad, los miedos, conflictos intrafamiliares y pacientes que requerían una intervención psiquiátrica para quienes se articuló con el Servicio de Salud Mental del hospital Pedro Moguillansky.

Este es un servicio totalmente gratuito que se brinda desde la central como actividad conjunta entre la Municipalidad de Cipolletti y la Secretaría de Extensión de la FACE de UNCo, a partir del primero de mayo. El equipo está formado por psicólogos voluntarios convocados por la universidad y profesionales empleados del Municipio, integrantes de la Dirección General de Capacitación y Empleo dependiente de la Secretaría de Gobierno.

También se atendieron a madres y padres que solicitaron herramientas para acompañar a niños y adolescentes en el contexto de esta pandemia global y del aislamiento social preventivo y obligatorio. La mayoría de las personas que se comunicaron con el 109 son vecinos de la ciudad (90%) y el resto de localidades del Alto Valle.

"Hay ansiedades y miedos vinculados a la realidad actual y otros problemas que tienen que ver con situaciones no resueltas con anterioridad que se profundizan en este contexto. La recomendación sería que se permitan pedir ayuda si no pueden solos, que hagan algo cuando esas emociones aparecen y reconocen un conflicto, tomando los recursos para nuestro bienestar y el del entorno", advirtió Maggi.

Vías alternativas

A partir de una escucha atenta y respetuosa en la central, el servicio ofrece los primeros auxilios psicológicos y el acompañamiento posterior, en tanto la situación y la persona lo solicite. La red de contención que opera desde el 109 también recibe mensajes y se vincula a través de Facebook, como alternativa a la línea telefónica para personas sordomudas o hipoacúsicas y para cualquier vecino que así lo prefiera. Allí tienen presencia como Red de Apoyo Psicológico 109 Cipolletti.

LEÉ MÁS

Ya hubo más de 5 mil detenidos por violar la cuarentena en Río Negro

Hay siete nuevos casos en Neuquén, todos relacionados a un policía de Las Perlas

Cerraron Ipross Cipolletti por miedo a más contagios

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario