El clima en Cipolletti

icon
Temp
68% Hum
LMCipolletti hija

Zapala: violó y embarazó a su hija, y después abusó de la nena

El hombre fue acusado de violar reiteradamente y embarazar a su hija adolescente, quien dio a luz a una niña que, al llegar a la adolescencia también se convirtió en víctima de su padre.

Un zapalino fue acusado por la Justicia por presuntamente someter a una niña de su familia a un infierno de violaciones durante años, víctima a la que terminó dejando embarazada cuando llegó a la adolescencia. Sin embargo, allí no terminó la pesadilla, sino que al hombre también se le atribuye haber abusado de su propia hija, fruto de las violaciones a la primera víctima.

Según la teoría presentada por la fiscal del caso Laura Pizzipaulo, los abusos ocurrieron de manera reiterada y en dos parajes cercanos a la ciudad de Zapala, en períodos de tiempo diferentes, pero en ambos casos las víctimas tenían menos de 18 años.

Te puede interesar...

En el caso de la primera víctima, habrían ocurrido entre los años 1997 y 1999, cuando la niña tenía entre 5 y 7 años. Para cometer los abusos, el hombre aprovechaba las facilidades que le daba la convivencia, cometiendo los sometimientos cuando la víctima quedaba a solas con él.

Los abusos se reiteraron años más tarde, en un período entre los años 2004 y 2008, cuando la víctima tenía entre 12 y 16 años. Producto de los abusos y teniendo en cuenta que para entonces era una adolescente, la víctima quedó embarazada y tuvo una niña que, años más tarde, también fue víctima de los abusos del hombre, su padre biológico.

En este último caso, los ataques ocurrieron entre los años 2018 y 2020, cuando la víctima tenía entre 10 y 11 años, en una casa familiar. Una vez más, el acusado hacía uso de la cercanía que tenía al convivir con su hija y abusaba de ella cuando esta quedaba a solas con él.

Es por todo esto que la fiscalía acusó este lunes al presunto violador, enumerando toda la prueba pertinente que así lo señala, como autor de los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado (primer período entre 1997 y 1999; segundo período entre 2004 y 2008), agravado por el aprovechamiento de la convivencia preexistente con una menor de 18 años; y abuso sexual simple continuado (entre 2018 y 2020), doblemente agravado por el vínculo y por el aprovechamiento de la convivencia preexistente con una menor de 18 años.

La defensora de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia, quien intervino como querellante institucional en representación de la segunda víctima -una niña de 12 años-, adhirió al planteo de la fiscalía.

Tras escuchar los planteos de las partes y analizar la prueba presentada, la jueza de garantías Carolina González dio por formulados los cargos y fijó el plazo de investigación en cuatro meses.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario